El Museo de Frigiliana se abre a los discapacitados

El recinto arqueológico, con piezas desde el Neolítico hasta el siglo XIX, estrena un sistema pionero de guías para personas ciegas y sordas

EUGENIO CABEZASFRIGILIANA.
El material incluye un plano en relieve del edificio en braille. ::
                             SUR/
El material incluye un plano en relieve del edificio en braille. :: SUR

El Museo Arqueológico de Frigiliana se ha convertido en el primero de la provincia plenamente accesible y adaptado para personas con discapacidad visual y/o auditiva. Gracias a unos sistemas desarrollados de forma gratuita por alumnos del ciclo formativo de interpretación de lengua de signos del IES La Rosaleda, de Málaga capital, el recinto cultural, que ofrece un total de 125 piezas que repasan la historia de la localidad axárquica desde el Neolítico hasta el siglo XIX, también podrá ser visitado ahora por personas ciegas, sordas y sordociegas.

Así, entre estas actuaciones destacan la incorporación de un plano accesible en relieve de todo el edificio de la Casa del Apero, donde se ubica el museo, con elementos en braille; transcripciones al braille de todos los paneles informativos que existen en el espacio cultural; una audioguía del museo adaptada para personas ciegas, que ya está disponible en la web www.frigiliana.entumano.es (accesible exclusivamente desde dispositivos móviles); una signoguía o vídeo en lengua de signos española en la que se explican también los contenidos del espacio, así como una ruta guiada por el recinto que indica el recorrido recomendado y que las personas ciegas pueden seguir con su bastón.

El proyecto, en el que colaboran la ONCE, varios profesionales del sector en el asesoramiento técnico y la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Frigiliana, surgió inicialmente como un trabajo de clase, que finalmente se ha convertido en una realidad que permite ya a las personas con dificultades visuales y auditivas disfrutar del museo, del patrimonio y de la historia de Frigiliana. De hecho, el objetivo ahora es seguir eliminando barreras de comunicación y que todas las personas con discapacidad puedan disfrutar del ocio y de la cultura de Frigiliana.