Schargorodsky vampiriza el festival con su 'Drácula 0.9'

Afronta como un reto su nuevo proyecto, una versión moderna del clásico de Bram Stoker con la que ha superado expectativas

M. MARTÍNEZMÁLAGA.

Sentía que era el momento de dar un salto. Haber trabajado tantos años con el veterano Jesús Franco le había dado tablas a Emilio Schargorodsky para emprender un nuevo reto. Entendía que el «desarrollo natural» tras su experiencia con el autor de 'Labios rojos' era hacer una película como 'Drácula 0.9', su particular versión del clásico de Bram Stoker que presentaba anoche dentro de 'Midnight in Málaga' superando todas las expectativas. De hecho, el Festival de Málaga Cine Español tuvo que programar un segundo pase después de que se agotaran las entradas para la primera proyección en menos de 48 horas. Incluso se organizó una campaña para adquirir una entrada para el estreno en mayo a cambio de donar sangre.

A Schargorodsky casi no le ha dado tiempo de digerirlo. Prácticamente ha acabado la película para el estreno. Pero se siente satisfecho: «El éxito ya lo alcancé al terminarla y estoy contento con el resultado». Para el joven malagueño «era un reto» ponerse ante un trabajo como este, a caballo entre Bram Stoker y Edgar Allan Poe. Fantasía, poesía, terror y sangre se mezclan así en esta revisión de la mítica historia del vampiro a partir de Lucy (Nathalie Le Gosles), un joven que mantiene un romance con Drácula (Javier Caffarena). Van Helsing (Paul Lapidus) un experto en ocultismo intentará salvarla de sus garras. Muchos años después, Lucy empezará a darse cuenta de su verdadera identidad.

«Solo pretendo que el público disfrute y se entretenga, que salga del cine con la sensación de que le han contado algo», advertía antes del estreno el cineasta, para quien la estética y la fotografía son piezas fundamentales. Y su manera de narrar: mucha sugerencia y poco diálogo. Ya avisaba que su próxima película irá en la misma línea, pero en otra temática. «No será un 'Drácula, segunda parte'», anunció.

Fotos

Vídeos