La segunda pista del aeropuerto de Málaga entrará en servicio en verano

Esta infraestructura duplicará la capacidad actual del aeródromo y permitirá que cada hora aterricen y despeguen hasta 72 aviones

IGNACIO LILLOMÁLAGA.

El aeropuerto de Málaga se convertirá este verano en el quinto de España en contar con dos (o más) pistas. Aena prevé que la inauguración del nuevo campo de vuelos se producirá a partir del mes de junio, y para ello, todavía es necesario culminar el proceso de certificación de las instalaciones; acometer algunas mejoras; culminar la formación del personal y llevar a cabo las últimas pruebas, según explicaron fuentes de esta institución.

En estos momentos se están ultimando las inspecciones por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), que comprueba y verifica el estado del campo de vuelos, los procedimientos y la aplicación de éstos para permitir su apertura. Esta fase arrancó formalmente en agosto del año pasado y es preceptivo para comenzar a operar. Según pudo saber SUR, el examen está resultando positivo en las líneas principales, aunque se han localizado deficiencias leves, básicamente en la señalización, para lo que se han adjudicado una serie de actuaciones destinadas a corregirlas.

El proceso está muy avanzado, y prueba de ello es la existencia de un reciente documento Airac (el boletín oficial de las actividades aeroportuarias) al que tuvo acceso este periódico, que avisa a las compañías, los pilotos, los controladores aéreos y los gestores de la inminente puesta en servicio de este recurso. Incluso se apuntaba a mayo para el inicio de las operaciones, aunque desde Aena explicaron que esta fecha solo se planteaba como una guía para las aerolíneas, que deben llevar a cabo cambios en sus operativas de vuelo.

En este anuncio ya se describen las características de la RWY (acrónimo de 'runway', pista) 12/30, que es su código aeronáutico, con todos los detalles en cuanto a señalización e iluminación; sistemas de comunicaciones y radioayudas para la navegación y el aterrizaje. Asimismo, informa de los nuevos procedimientos de salida, llegada y aproximación a Málaga.

Una vez que se abra, la intención es comenzar a usarla paulatinamente y en función de la demanda, para ir poniendo en práctica los nuevos procedimientos, según explicaron fuentes aeroportuarias. De hecho, en febrero se llevaron a cabo una serie de cambios en la operativa de la actual, para adaptarse al nuevo escenario de un aeropuerto con dos pistas, y desde ese momento en ciertos aspectos se trabaja como si ambas estuvieran en funcionamiento.

Un avión cada dos minutos

A efectos prácticos, tan pronto como esté a pleno rendimiento hasta 72 aeronaves podrán aterrizar y despegar cada hora en la capital (ahora son 37); esto es, una, cada menos de dos minutos. Junto a la terminal T-3, ello permitirá movilizar hasta 9.500 viajeros cada hora (30 millones al año). Ello da un gran margen para el crecimiento tanto en número de destinos como de frecuencias y será clave para el desarrollo turístico de la Costa del Sol y su entorno. Será el quinto de España con más de una pista, tras los de Madrid (4), Barcelona (3), Palma de Mallorca (2) y Gran Canaria (2).

Celia Villalobos, diputada malagueña del PP, recordó que el plan Málaga arrancó en el año 2000, por lo que este hito supondrá el final de la gran transformación del aeropuerto de Málaga. A su juicio, la segunda pista será esencial para la entrada de turistas en la provincia y pone al de la Costa del Sol al nivel de los grandes aeropuertos del mundo. Los máximos responsables del Ministerio de Fomento y de Aena acudirán a la capital para asistir a la inauguración.

La segunda pista se sitúa en forma de 'V', a 14 grados de la pista actual, entre las terminales y el río Guadalhorce. Ha tenido un coste cercano a los 400 millones de euros y las obras arrancaron en agosto de 2007, sobre una extensión de casi dos millones de metros cuadrados. Tiene una longitud de 2.750 metros, más 340 metros en la cabecera para el despegue de aeronaves de máxima capacidad. Está equipada con una calle de rodaje paralela a la pista, cuatro calles de acceso, seis de salida y dos de conexión con el campo de vuelos existente. Así como una plataforma de estacionamiento para 27 aeronaves.