Una marcha solidaria entre Coín y Alozaina congrega a más de 300 personas

La iniciativa, que la Fundación Luna Nueva repite desde hace cuatro años por distintos pueblos, busca recaudar fondos para Senegal

J. J. BUIZACOÍN.
Los participantes, venidos de distintos pueblos, salieron desde el centro de Coín. ::
                             J. J. B./
Los participantes, venidos de distintos pueblos, salieron desde el centro de Coín. :: J. J. B.

Más de 300 personas recorrieron ayer a pie los cerca de 20 kilómetros que separan Coín y Alozaina armados con sus mochilas, bastones y una buena dosis de solidaridad. Por cuarto año consecutivo, la Fundación Luna Nueva organizó una marcha dentro de su programa 'Pueblos Amigos, Pueblos Vecinos' con el objetivo de recaudar fondos para destinarlos al desarrollo de distintas poblaciones de Senegal, una iniciativa que nació a sugerencia del jugador de baloncesto Boniface N'Dong cuando jugaba en el Unicaja de Málaga.

«Fue él quien nos solicitó que colaboráramos para ayudar a su país durante la Vuelta Pedestre de Coín en 2006», recuerda el presidente de Luna Nueva Juan Jiménez Frías, persona muy implicada en el mundillo social, cultural y deportivo de Coín. Así fue como en 2009 se celebró la primera marcha solidaria hasta Guaro. Posteriormente, se cambiarían los destinos en favor de otras localidades de la comarca del Guadalhorce como Alhaurín el Grande, Monda y Alozaina en el día de ayer.

El sol y el buen tiempo en general acompañaron a los participantes en la caminata, que discurrió por zonas urbanas, carreteras y carriles rurales en un ambiente festivo. «Este es un proyecto con el que intentamos fomentar el hacer deporte, llevar una vida sana, disfrutar de nuestro maravilloso medio ambiente en el Valle del Guadalhorce y la Sierra de las Nieves y, sobre todo, transmitir un mensaje de solidaridad a pequeños y mayores», relata Juan Jiménez Frías, quien agradece además la implicación de los ayuntamientos y empresas como Autocares Macías, que ayer facilitó los autobuses para la vuelta desde Alozaina.

Los caminantes aportaron cinco euros y recibieron una camiseta y un bocata, aunque su mayor satisfacción fue colaborar con una buena causa. «Nosotros hacemos senderismo todos los fines de semana y si hacer lo que nos gusta sirve además para ayudar, mejor que mejor», apuntaba Ana Méndez, una de las participantes en la marcha.

En total, los organizadores esperaban recaudar unos 600 euros para destinarlos a distintos proyectos como la creación de un huerto y la construcción de una casa de salud en dos regiones diferentes del país africano. Porque lo cierto es que, desde aquella visita de N'Dong a Coín, la Fundación Luna Nueva se ha volcado en el apoyo a Senegal, impulsando acciones que han servido para llevar ayuda humanitaria o financiar el vallado de una escuela. «Creemos que ayudar al desarrollo de África puede ser la solución a nuestra crisis», reflexiona Jiménez, quien ya está pensando en las próximas ediciones de este programa para llegar andando hasta Cártama, Tolox o Mijas.