El jefe de Policía de Alhaurín, imputado por presuntas coacciones

El juicio se celebrará el 8 de mayo tras la denuncia de varios agentes de la localidad de que accedió a sus correos personales

MARI CARMEN JAIMEALHAURÍN DE LA TORRE.

Un total de quince personas entre agentes de Policía Local y funcionarios de Alhaurín de la Torre denunciaron el pasado mes de junio al Oficial Jefe de Policía Local del municipio, José Tomé, por un presunto delito de coacciones. Pese a que durante el mes de diciembre se resolvió la primera parte del pleito, fecha en la que se archivó la vía penal porque, según el fallo «no queda acreditada la existencia de delito contra la intimidad o revelación de secretos», el funcionario tendrá que enfrentarse el próximo 8 de mayo a un juicio de faltas.

La denuncia, fechada el 28 de junio de 2011, se produce porque, al parecer y, según consta en el documento al que ha tenido acceso este periódico, el Oficial Jefe aseguró a uno de los funcionarios «haber tenido acceso a varios correos electrónicos personales de agentes». Al respecto, el escrito también recoge que el mando principal de los agentes manifestó a uno de los trabajadores que «no dudaría en hacer uso de ellos en contra de los propios agentes si hacían algún tipo de reivindicación laboral o de cualquier otro tipo».

Ya en el trámite de diligencias previas, el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga, argumentó que «de las declaraciones testificales obrantes no queda acreditada la existencia de un delito contra la intimidad o de revelación de secretos, al no quedar acreditado que el imputado haya tenido en su poder el contenido de los correos privados de los denunciantes». Aún así, el documento legal asegura que los hechos pudieran ser «constitutivos de falta de amenazas o coacciones».

En la denuncia presentada inicialmente por los agentes, se recoge que el contenido de los correos electrónicos no solo llegó a manos de Tomé, sino que también tuvieron acceso a éstos varios miembros del equipo de gobierno de la localidad, entre ellos el alcalde, Joaquín Villanova.

«Confianza en la justicia»

Sobre las causas judiciales, el mandatario aseguró que «se trata de una cuestión personal, que no afecta a la labor diaria de la Policía Local». En referencia al alto mando, destacó que «es un profesional con varias décadas de servicio y que hasta ahora ha realizado su labor de manera intachable». Por ello, auguró que el procedimiento «se archivará como ya ha ocurrido con el primero de los pleitos celebrados», destacando que tiene una «total confianza en la justicia».