Denuncian que el exalcalde de Ronda gastó casi 80.000 euros en vino y fiestas

La alcaldesa muestra las facturas del exalcalde Marín Lara en un pleno y le acusa de emplear también 6.000 euros en dos fiestas celebradas el mismo día

VANESSA MELGARRONDA.
Fernández sacó una caja de cartón durante el pleno en la que guarda facturas impagadas. ::                             V. M./
Fernández sacó una caja de cartón durante el pleno en la que guarda facturas impagadas. :: V. M.

Ruina, quiebra, desastre, bancarrota... a la alcaldesa de Ronda, María de la Paz Fernández (PP), se le están acabando los sinónimos para definir la difícil situación económica que presentaban las arcas municipales tras tomar posesión de su cargo. La convulsa política del exregidor, Antonio Marín Lara, parece que aún sigue dando coletazos; esta vez en forma de facturas cuanto menos llamativas. Y es que la popular decidió ayer, durante un pleno, mostrar lo que ella mismo calificó como su caja de Pandora: un humilde recipiente de cartón que contiene facturas por pagar contraídas por su antecesor en el cargo durante 2011. Fernández enseñó los documentos y denunció que el anterior regidor se llegó a gastar 30.000 euros en habitaciones de hotel, 47.000 euros en vino y hasta 6.000 euros en dos fiestas celebradas durante el mismo día. «Usted por desgracia tiene una mochila bastante pesada», dijo la alcaldesa a la portavoz del PSOE, María Teresa Valdenebro. «Yo no me voy de comilonas ni me voy de fiestas con el dinero de los rondeños», añadió.

Este fue el punto más caliente de la sesión en la que se aprobaron los Presupuestos Municipales para 2012 con los votos a favor del equipo de gobierno, formado por PP y PA, en contra de IU y la abstención de los socialistas. Sin embargo, pese a la fuerza de las facturas, ninguno de los grupos políticos se hizo eco de ellas en la sesión plenaria, que justo después de la intervención de la alcaldesa dio paso a un receso de 15 minutos, tras el cual se retomó el pleno en el turno de ruegos y preguntas sin que saliera a la palestra de nuevo el asunto de los gastos del exregidor en vino, hoteles y fiestas.

Marín Lara, sin respuesta

Marín Lara, por su parte, no realizó al respecto ningún tipo de declaraciones, siguiendo así las instrucciones de su abogado, Pedro Apalategui. A Marín se le imputan los delitos de prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales y tráfico de influencias en el caso 'Acinipo' que investiga una presunta trama de corrupción urbanística en este Consistorio. En las próximas semanas podría levantarse el secreto de sumario del caso.

Lo que llevó a Fernández a sacar las facturas de su caja de Pandora fueron las palabras de Valdenebro al anunciar que su grupo se abstenía en la votación de los Presupuestos: «No es un Presupuesto austero, es un Presupuesto de falsa austeridad, a todos nos gustan las fiestas pero es necesario recortar más en esta partida; no se rebaja tanto el gasto corriente... dedíquese a gobernar y no a mirar siempre atrás y echar la culpa a los socialistas». Estas declaraciones y otras de la portavoz del PSOE, llevaron a la alcaldesa a sacar las facturas cuando le tocó el turno de palabras.

Durante, su intervención la portavoz del PSOE pidió también más recortes en la partida de protocolo y que se establezcan como prioridades las políticas de empleo y la atención a las familias más desfavorecidas a lo que la alcaldesa respondió: «La Junta nos debe 600.000 euros en políticas de empleo, a ver si usted puede hacerle una 'llamadita' de teléfono a Griñán», refiriéndose al presidente de la administración autonómica.

La portavoz del PSOE también propuso ahorrar en cargos de confianza. Fernández recordó: «Hemos pasado de 12 a 5 dedicaciones exclusivas y una parcial y de 10 a cinco cargos de confianza respecto al anterior equipo de gobierno, con lo que conseguimos un ahorro total de casi 400.000 euros al año».

Falta compromiso

El portavoz de IU, Rafael Ruiz, al igual que el otro grupo político en la oposición, el PSOE, exigió al equipo de gobierno más recortes en las cantidades destinadas a protocolo y fiestas y dijo a la alcaldesa: «En los seis meses que lleva en el cargo ha gastado solo 810 euros en protocolo y ahora incluye una partida de 55.000 euros, siga usted en la misma línea que hasta ahora». Ruiz justificó su voto negativo a los Presupuestos explicando que en ellos falta compromiso con las familias necesitadas que lo están pasando mal por la crisis económica y más dinero a la Concejalía de Asuntos Sociales.

Finalmente, tanto el portavoz del PA como su homónimo en el PP, Daniel Harillo y Jesús Vázquez, respectivamente, defendieron que son unos Presupuestos reales, con los pies en la tierra y ajustados a la actuación situación de crisis.