La Junta aplaza el derribo en el convento de la Trinidad hasta un nuevo informe técnico

R. SOTORRÍOMÁLAGA.

No habrá derribos en el convento de la Trinidad, de momento. La Junta aplazará la demolición de los pabellones militares anexos al edificio histórico hasta que haya un nuevo informe técnico. «Las obras no van a actuar inicialmente sobre esa parte para que los técnicos puedan pronunciarse», confirmó ayer el consejero de Cultura, Paulino Plata.

Plata se pronunció así tras la denuncia presentada la pasada semana por la Plataforma en Defensa del Convento de la Trinidad. Los más de 200 colectivos culturales, sociales y vecinales que la integran intentaban evitar que se ejecutara el derribo al entender que las construcciones militares forman parte del conjunto histórico.

El consejero de Cultura aseguró que en estos momentos se trabaja en «la consolidación de la parte histórica del edificio». «Lo demás puede esperar un poco a que especialistas se pronuncien nuevamente. No tengo ningún inconveniente en que haya un pronunciamiento técnico sobre la conveniencia de mantener esos añadidos posteriores», señaló Plata.

Espacio protegido

En cualquier caso, el responsable de Cultura recordó que en la declaración del convento como Bien de Interés Cultural «queda muy claro cuáles son los espacios que están protegidos y cuáles no, y siguiendo ese criterio es como se ha hecho el folleto de intervención».

Resaltó que la rehabilitación de esta construcción trinitaria va a permitir que Málaga «recupere uno de sus grandes edificios históricos para aprovecharlo con fines culturales y sociales», además de ser la anunciada sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

En este sentido, el delegado de Cultura de la Junta, Manuel García, se comprometió a abrir «un canal de diálogo» con los vecinos de la Trinidad para concretar el uso ciudadano del convento, que podría contar con salón de actos y sala para exposiciones.

Fotos

Vídeos