Troya incendia el pleno de la Diputación

Conejo afirma que los populares «defienden a un condenado» y Salado dice que confían en la inocencia del regidor de Alhaurín el GrandeEl PP tumba una moción del PSOE de reprobación del alcalde Juan Martín Serón tras su condena

ANTONIO M. ROMERO AROMERO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Elías Bendodo mostrando un documento a Francisco Conejo durante la sesión plenaria ordinaria celebrada ayer. ::                             CARLOS MORET/
Elías Bendodo mostrando un documento a Francisco Conejo durante la sesión plenaria ordinaria celebrada ayer. :: CARLOS MORET

La historia se repite tres años después. A principios de febrero de 2009, el pleno de la Diputación de Málaga vivió una de sus sesiones más tensas durante el debate de una moción en la que se pidió la dimisión del entonces diputado provincial y alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, por su imputación en un escándalo de corrupción. Un asunto que derivó en una guerra donde PSOE, PP e IU sacaron a relucir sus trapos sucios. Ahora, una vez conocida la sentencia -recurrible- que condena al regidor por cohecho al pago de una multa de 200.000 euros y a un año de suspensión para empleo o cargo público, el 'caso Troya' volvió ayer a incendiar las relaciones políticas en la institución provincial.

La mecha fue la moción presentada por el grupo socialista en la que se pedía la reprobación de Juan Martín Serón por sus declaraciones contra el Estado de Derecho -el alcalde dijo: «Tengan mucho cuidado con la Policía, con la Fiscalía, con el PSOE y con las sentencias judiciales»- y se solicitaba al PP que hiciera dimitir al regidor de Alhaurín el Grande.

«Juan Martín Serón ha atacado al Estado de Derecho permanentemente desde que fue detenido hasta que ha sido condenado. Con sus declaraciones no debe tener el aval y el amparo del PP. Si no atienden a la moción el PP estarán defendiendo a un condenado», destacó el portavoz socialista en el ente supramunicipal, Francisco Conejo. Además, en declaraciones a la prensa, manifestó que mientras el PSOE tiene «tolerancia cero» con los casos de corrupción, los populares «amparan a las manzanas podridas».

Preguntado sobre este espinoso asunto para los populares, el presidente de la Diputación y del PP provincial, Elías Bendodo, se limitó a decir: «El PSOE apunta y dispara a todo lo que se mueve». Pese a la insistencia de las preguntas de los periodistas para que profundizara en su análisis, pasó la pelota al portavoz popular en la institución y número dos de la dirección del partido, Francisco Salado.

Salado contraatacó reiterando que el PP confía en la inocencia de Juan Martín Serón y que esperarán a que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el recurso presentado. El portavoz popular se mostró convencido de que si se ratifica la condena no habrá que pedirle la dimisión a Martín Serón porque él mismo la presentará.

«Un perdedor»

«El señor Conejo tiene menos futuro político que Martín Serón. Es un gran perdedor y todo lo que toca lo pierde. Conejo tiene problemas de salud por su obsesión con Serón», dijo Salado. No quedaron ahí sus críticas a los socialistas. Así, acusó al PSOE de ser «una máquina de picar personas» y de «no estar limpios» al ser el partido que más casos de corrupción tiene en la provincia y en Andalucía.

«Le pido al PSOE que mire sus problemas internos de corrupción y predique con el ejemplo antes de dar lecciones», apuntó Francisco Salado, quien sí reconoció que Juan Martín Serón no había estado afortunado en sus ataques a las instituciones del Estado de Derecho y que así se lo había trasladado.

Tras un tenso debate tanto en la previa al pleno como en la celebración de la sesión, la mayoría absoluta tumbó la moción presentada por el PSOE. Se dio la circunstancia que en el momento de la votación, pasadas las dos de la tarde, no estaba ya presente Elías Bendodo. Según los socialistas se ausentó porque no quería participar en la votación sobre un tema delicado. La versión oficial de la Diputación es que el presidente tuvo que acudir a una entrevista en Torremolinos.