Hieren con un cuchillo a una mujer en otro asalto a viviendas en el Guadalhorce

La víctima, de origen británico y de 53 años, tuvo que ser operada tras sufrir un corte en la mano derecha que le afectó a los tendones

JUAN CANOMÁLAGA.

Segundo asalto violento a viviendas en la comarca del Guadalhorce en menos de una semana. Una mujer de 53 años ha tenido que pasar por el quirófano tras sufrir un corte profundo en la mano derecha por parte de unos ladrones que robaron en su casa.

En esta ocasión, los hechos han ocurrido en la localidad de Pizarra. El suceso tuvo lugar en torno al mediodía del miércoles. La víctima, de origen británico, se vio sorprendida por dos encapuchados que accedieron a su domicilio armados con sendos cuchillos.

Uno de los ladrones se encargó de inmovilizar a la mujer, que en esos momentos se encontraba sola en la vivienda. Al parecer, la rodeó con el brazo y le puso el cuchillo en el cuello para intimidarla mientras le exigía que revelase dónde guardaba el dinero y las joyas.

En el transcurso del robo, la víctima sufrió un corte profundo entre el pulgar y el índice de la mano derecha. Después de herirla, los asaltantes la amenazaron con amputarle el dedo si no accedía a sus pretensiones, según ha podido saber SUR.

El golpe se prolongó durante unos diez minutos. Los ladrones se apoderaron de 120 euros en efectivo así como de varias joyas cuya valoración aún está pendiente de determinar por la propietaria. También se llevaron un teléfono móvil.

Todo parece indicar que los cacos contaban con un cómplice que les esperó a bordo de un vehículo aparcado en las inmediaciones de la vivienda. De hecho, dejaron un rastro de camino al coche, ya que se les cayeron algunos de los efectos sustraídos, como un anillo.

Aunque se avisó a los servicios de emergencias, al final la mujer fue evacuada por un particular, que la llevó a urgencias del Hospital Clínico. Ingresó con un corte profundo que le afectó tanto a tendones como a tejido nervioso de la mano derecha. Fuentes sanitarias informaron ayer de que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para cerrar la herida e indicaron que la paciente ya había sido trasladada a planta.

La Guardia Civil ha abierto una investigación del suceso, que se suma al de la semana pasada en la misma comarca. En esa ocasión, los atracadores, que iban armados con cuchillos y ocultaban sus rostros con capuchas, forzaron las rejas de una ventana para entrar en un domicilio donde, en ese momento, dormían cuatro mujeres.

Tres mujeres maniatadas

Los ladrones, que buscaban dinero y joyas, se llevaron una pequeña cantidad en efectivo y varias alhajas. Llegaron a colocarle un cuchillo en el cuello a una de las víctimas para intimidarla. Antes de marcharse, maniataron a tres de las mujeres, una de ellas menor de edad. La cuarta logró escapar para pedir ayuda, lo que precipitó la huida de los cacos.

A finales del año pasado hubo otro asalto violento en el interior de la provincia, concretamente en la localidad de Colmenar. Unos encapuchados abordaron a una mujer cuando llegaba a casa en su coche. Uno de ellos apretó el gatillo de la escopeta que portaba y alcanzó a la víctima en un hombro.

Semanas antes se produjo un robo en una vivienda, en este caso en ausencia de la dueña, que destaca por la cuantía del botín sustraído. Sucedió en Marbella. La Policía Nacional investiga el asalto a un chalé de Nueva Andalucía donde sustrajeron joyas valoradas en 230.000 euros.