El año arranca sin previsión de lluvias y con los termómetros al alza

Diciembre pasa en blanco en cuanto a precipitaciones y obliga a aumentar el consumo de recursos de los embalses

IGNACIO LILLOMÁLAGA.
Numerosos ciudadanos aprovecharon el buen tiempo de ayer para comer en los chiringuitos. ::
                             JOSELE-LANZA/
Numerosos ciudadanos aprovecharon el buen tiempo de ayer para comer en los chiringuitos. :: JOSELE-LANZA

La situación que se ha vivido en la provincia durante el pasado diciembre y lo que vendrá en este arranque de enero recuerda a épocas pasadas, pero no tanto, en las que la escasez de lluvias llenaba titulares y vaciaba embalses. El último mes del año ha pasado en blanco en lo que a precipitaciones se refiere, según los registros tanto de la Red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, como de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Además, enero ha llegado acompañado de sol y de una importante subida de los termómetros, que ayer dejaban registros muy suaves en la capital y en los municipios del litoral.

Hasta el 20 de diciembre los pluviómetros de Marbella apenas habían sumado 0,8 litros por metro cuadrado y desde entonces hasta ahora la atmósfera ha seguido incluso la tendencia contraria, hacia cielos despejados y más calor, esto es, un mes especialmente seco. En cuanto a las temperaturas, se espera que durante toda la semana se mantenga la tendencia que comenzó en Año Nuevo, con mínimas de ocho grados y máximas de 17. Aemet no prevé lluvias durante toda la semana, por la actividad de un anticiclón sobre la Península, que actúa como barrera a la entrada de los frentes nubosos. Incluso la cabalgata de Reyes se celebrará este año en un ambiente más cálido de lo habitual para estas fechas.

De esta situación dan buena cuenta también los registros de la red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. Si hasta diciembre la pluviometría del año hidrológico actual estaba dentro de la media histórica, la ausencia de aguaceros durante este último mes ha provocado un desfase, hasta el punto de que, en algunos puntos, la lluvia acumulada es casi la mitad de la registrada en las mismas fechas del año anterior.

Menos reservas

Así ocurre en enclaves de gran importancia para las reservas hídricas y el abastecimiento doméstico, como son la sierra de Mijas, donde apenas se han alcanzado 238 litros por metro cuadrado, frente a los 530 de 2010; el embalse de La Concepción (325 frente a 495); La Encantada (179 contra 295); La Viñuela (209 frente a 359); el río Guadalhorce (144 contra 324) y el río Grande (288 frente a 505). Si bien es cierto que el ejercicio anterior fue excepcionalmente bueno, no lo es menos que la sequía de diciembre ha roto la tendencia y ha generado un déficit que no parece que se pueda compensar a corto plazo.

Los embalses no permanecen ajenos a la escasez de frentes. Este último mes se ha roto la tendencia desde 2008 y, por primera vez, las reservas están sensiblemente por debajo de las que había un año antes. En concreto, la red Hidrosur ofrecía a fecha de ayer un total de 527,3 hectómetros cúbicos almacenados en los pantanos de la provincia, 14 menos que en 2010 (-2,5%). La bajada también se ha dejado sentir en el balance semanal (0,7 hectómetros menos). El Conde de Guadalhorce tiene un nivel algo más bajo de lo normal (45,6 hectómetros), mientras que La Viñuela destaca por su buen nivel de reservas (147,8). El resto se mantienen dentro de la media.

La situación todavía no es preocupante y, según las previsiones de los comités de gestión del agua en los sistemas Málaga-Costa y Axarquía, celebrados a finales de diciembre, la provincia contará con 202 hectómetros cúbicos para destinar a riego, abastecimiento y caudales ecológicos durante el actual año hidrológico, esto es, 86 más que en el anterior.