Una entrega de juguetes organizada por el PP deriva en una polémica en Cártama

J. J. BUIZACÁRTAMA.

La iniciativa 'Ningún niño sin juguete', organizada por el PP de Cártama y que tuvo lugar el domingo en el campo de fútbol del pueblo, ha derivado en una polémica política después de que los populares hayan acusado al Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, de intentar «boicotear» el acto por pretender cobrar por el uso de la citada instalación deportiva.

La presidenta del PP local, Leonor García-Agua, tachó de «grave atentado contra la dignidad moral» la pretensión del Consistorio, ya que, según dijo, la actividad, organizada en colaboración con el Club Deportivo Cártama y otros clubes deportivos de la comarca y que el año pasado sirvió para recoger juguetes para un centenar de familias cartameñas con pocos recursos, tenía una intención totalmente benéfica. «Creemos que el actual equipo de gobierno ha sobrepasado la línea al querer mezclar y anteponer sus intereses políticos a las necesidades de sus vecinos», añadió García-Agua.

Por su parte, el teniente de alcalde, Miguel Espinosa, aclaró que el acto se organizó de forma «irregular» sin pedir permiso y sin tener en cuenta en ningún momento al Ayuntamiento, titular del campo de fútbol. Espinosa, que recordó que el presidente del C.D. Cártama es concejal del PP, agregó que, al tratarse por tanto de una celebración privada, se cobrará la tasa correspondiente (unos 60 euros), que se destinará a fines solidarios.