La Junta da luz verde a las torres de Repsol y libera dinero para el bulevar

La Consejería de Medio Ambiente ha dado el visto bueno al segundo estudio acústico del proyecto, que quedó en suspenso

JESÚS HINOJOSA JHINOJOSA@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.

El camino para activar las obras del bulevar sobre el soterramiento del AVE queda más despejado. Uno de los principales escollos que impedían al Ayuntamiento gastar el dinero reservado para esta importante actuación ha quedado prácticamente superado. Los fondos para ejecutar la primera fase de la avenida corresponden, según ha planificado el equipo de gobierno municipal, a una parte de los ya ingresados por los convenios incluidos en el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). Uno de los más cuantiosos es el acuerdo asociado al proyecto de torres de pisos en los suelos de los antiguos depósitos de Repsol, junto a la avenida de Juan XXIII. De este convenio se han ingresado ya 12 millones de euros que constituyen la mitad del dinero recaudado por las arcas locales a cuenta del PGOU que puede usarse para el bulevar.

Sin embargo, estos 12 millones están bloqueados porque el proyecto de Repsol es uno de los que la Consejería de Obras Públicas suspendió en la orden de aprobación definitiva del PGOU, el pasado mes de enero. ¿El argumento? La realización de un estudio acústico marcado por el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía.

Para poder disponer del dinero, el equipo de gobierno urgió a los promotores de la parcela a realizar ese estudio, que fue aprobado por un pleno extraordinario a principios del pasado mes de septiembre. Sin embargo, una vez remitido a la Junta de Andalucía para que levantara la suspensión al proyecto de Repsol y pudieran liberarse los fondos, el Gobierno andaluz lo rechazó porque el informe fue elaborado por una empresa no homologada, es decir, no reconocida por la Consejería de Medio Ambiente, como ya adelantó este periódico (ver SUR 7/10/2011).

Esta circunstancia, obligó al Gobierno local a solicitar a los promotores que efectuaran un nuevo estudio acústico, esta vez con una empresa homologada, para remitirlo de nuevo a la Junta y asegurarse poder hacer uso del dinero para el bulevar en el menor plazo posible ya que, en paralelo, se han reactivado los trámites para contratar las obras de la primera fase -valoradas en 16 millones de euros-, cuestión que estaba pendiente desde la pasada primavera.

Finalmente, según pudo confirmar este periódico, Medio Ambiente ha dado el visto bueno a este segundo informe acústico sobre el proyecto de las torres de Repsol y, con ello, se da pie a que la Consejería de Obras Públicas levante la suspensión que pesa sobre él desde enero -cuestión que podría producirse en los próximos días- y a que el Ayuntamiento pueda gastar los 12 millones ingresados. Igualmente, este paso le permite exigir a los privados la aportación del dinero restante recogido en el convenio, que asciende a 70,3 millones de euros. No obstante, al igual que sucede con otros acuerdos, el equipo de gobierno está negociando con los empresarios aplazamientos en los pagos pendientes ante las actuales dificultades del mercado financiero.

Martiricos

La otra gran fuente económica para poder iniciar la obra del bulevar, y algunas actuaciones más en la ciudad, que supone la entrada en vigor del nuevo PGOU, es el convenio con los promotores de las torres de Martiricos. Según lo pactado, este acuerdo supone unos ingresos de 23,2 millones de euros para la ciudad de los que 11,6 ya han sido adelantados. No obstante, para asegurarse su empleo, el Consistorio tiene que aprobar el plan urbanístico de la zona, que también incluye una promoción de VPO, equipamientos, oficinas y un parque. Según fuentes solventes consultadas, el Ayuntamiento procura incluir en el nuevo acuerdo con estos privados para aplazar los pagos, su permiso a que se pueda tocar el dinero que entregaron en su momento para poder financiar mejoras en la ciudad.

Fotos

Vídeos