Alhaurín aboga por ampliar el centro El Romeral para que pueda ofertar secundaria

M. C. JAIMEALHAURÍN DE LA TORRE.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, visitó ayer el colegio ubicado en la barriada de El Romeral, y que está gestionado por la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria. Allí, el mandatario recalcó la calidad educativa del centro y abogó por ampliar los módulos existentes actualmente en Educación Primaria además de poder habilitar en el futuro, clases tanto de Secudaria y como de Bachillerato.

Hacer realidad esta propuesta implica la adopción de un convenio específico de la entidad gestora del centro con la Junta de Andalucía, organismo que tiene las competencias educativas en la región. De ponerse en marcha, evitaría que los escolares de la zona tengan que desplazarse a los institutos ubicados en otras barriadas de la localidad.

Esta antigua escuela rural fue objeto de una importante remodelación el pasado año 2007. En este proyecto, el propio Ayuntamiento invirtió una cantidad cercana al millón de euros que se emplearon para la construcción de un edificio de dos plantas que suman más de mil metros cuadrados. En estos momentos, el centro tiene autorización administrativa para tres unidades de educación infantil de segundo ciclo con 75 puestos escolares y también para seis unidades del mismo ciclo formativo con 150 plazas.

El primer edil acudió a centro con motivo del bautizo del mismo, nombrado ya oficialmente colegio Juan Pablo II, en homenaje al Papa Karol Wojtyla, fallecido en 2005. En el acto estuvieron presentes, además de Villanova, la concejala de Educación, Isabel Durán y el vicepresidente del patronato de la fundación, Antonio Sánchez. Él mismo corroboró las palabras del mandatario, destacando la importante labor de la comunidad educativa.