Luis Antonio de Villena: «España es hoy un país vergonzosamente inculto»

El escritor ofrece una conferencia en el Instituto Municipal del Libro sobre su último libro, el ensayo 'Mártires de la belleza'

RAFAEL CORTÉSMÁLAGA.
Luis Antonio de Villena, en una imagen reciente. ::
                             EFE/
Luis Antonio de Villena, en una imagen reciente. :: EFE

En su último libro, el escritor madrileño Luis Antonio de Villena habla de la belleza. Pero no de esta cualidad como algo positivo, sino como un elemento que a lo largo de la Historia ha contribuido al hundimiento de numerosos personajes públicos, sobre todo actores y cantantes. 'Mártires de la belleza. Un ensayo sobre el esplendor y el castigo' es el título de esta obra, de la que ya se ha publicado la segunda edición y que hoy centrará la conferencia que el autor ofrecerá en el Instituto Municipal del Libro.

De Villena, periodista, narrador y poeta, reflexiona en este ensayo sobre unas historias «muy contemporáneas, que parten de un verso de Lord Byron que hablaba del maldito don de la belleza». Y es que en esta obra el autor relata numerosos casos de «mártires que han padecido, sufrido o muerto por haberse servido únicamente en sus vidas de esa belleza que tenían». Casos muy significativos como el de Björn Andressen, actor que encarnó a Tadzio en 'Muerte en Venecia'; Helmut Berger, el intérprete que trabajó con Visconti, el cantante Leif Garret o el también actor River Phoenix, entre otros, protagonizan este ensayo. Unos personajes que fueron «guapos y famosos y que con el paso de los años acabaron sin trabajo, en la calle y con problemas de alcoholismo o drogas». Una situación que, en palabras de Luis Antonio De Villena, es consecuencia de la sociedad de consumo, en la que impera la cultura del «usar y tirar».

«Vivimos en una sociedad muy deteriorada, en la que incluso el atractivo humano es de usar y tirar -sostiene De Villena- y en la que sigue vigente el modelo griego de belleza, que perdura desde hace 2.500 años». Una situación provocada también por la falta de cultura de la sociedad en que vivimos, que en su opinión «impide ver que la belleza tiene diversos estadios, ya que existe la belleza física, pero también la belleza mental, la intelectual y la moral, a las que la mayoría de la gente no sabe llegar porque a ellas se accede a través de la cultura».

En este sentido, el escritor considera que España padece «un déficit cultural muy grande, ya que en este país la gente tiene menos cultura que nunca; hace muchísimos años que en España no había un nivel cultural tan bajo. Pese a pertenecer a Europa, éste es un país vergonzosamente inculto, que se deja guiar por esos patrones de la belleza física que rigen en Norteamérica y en Alemania».

Falta de autocrítica

Una circunstancia en la que, en opinión de Luis Antonio de Villena, tienen también mucho que ver los medios de comunicación, sobre todo la televisión, que a su entender suele esquivar la autocrítica.

Pero frente a esos personajes que cayeron en desgracia, De Villena cita a otros intérpretes a los que el paso del tiempo y la pérdida de esa belleza juvenil no pasó factura, como el malagueño Antonio Banderas, Alain Delon o Brad Pitt. Unos intérpretes que «empezaron utilizando la belleza física pero luego han sabido pasar a un nivel superior, aunque estos casos son una pequeña minoría».

El autor define su libro como una «elegía a esos muertos que no se han dado cuenta del papel trágico que estaban teniendo en esa vida tan joven, porque muchos fallecieron a los treinta».

Fotos

Vídeos