Mil metros de esfuerzo solidario

Más de mil personas respaldaron ayer la iniciativa de la asociación Inclúyeme, en la que se recaudaron 900 euros para el colectivo Rincón de la Victoria celebra el 'Kilómetro inclusivo' a favor de discapacitados

EUGENIO CABEZASR. DE LA VICTORIA.
El alcalde rinconero, Francisco Salado, y el edil de Urbanismo, Antonio Manuel Rando, ayer junto a un grupo de participantes en la salida. ::
                             E. C./
El alcalde rinconero, Francisco Salado, y el edil de Urbanismo, Antonio Manuel Rando, ayer junto a un grupo de participantes en la salida. :: E. C.

Un esfuerzo de mil metros que realmente mereció la pena recorrer en favor de la Asociación de Minusválidos de Rincón de la Victoria (Amirax). Así calificaron ayer los más de mil participantes en la primera edición del 'Kilómetro inclusivo', una carrera popular y no competitiva que tuvo lugar a primera hora de la mañana en el paseo marítimo rinconero, junto a la Oficina Municipal de Turismo, coincidiendo además con la celebración de la segunda Media Maratón de Rincón de la Victoria, que también organizó el Ayuntamiento.

«La verdad es que estamos muy agradecidos a toda la gente que ha querido venir a pasar un rato en familia y a colaborar con nosotros, sobre todo en estos momentos de crisis en los que la situación está tan complicada. Pero a mí me gusta ser optimista y pensar siempre en positivo», confesó la presidente de Amirax, Mari Ángeles Rodríguez. El colectivo, fundado en 1992, atiende a una veintena de discapacitados físicos y mentales, en unas instalaciones provisionales junto al vivero municipal de Torre de Benagalbón.

El gran sueño de Rodríguez y de todo su equipo es que la nueva sede que están construyendo en el antiguo Camino de Vélez, en el mismo núcleo costero de Torre de Benagalbón, sea en el plazo más breve posible una realidad. Para ello, después de muchas complicaciones, este año han comenzado las obras, aunque de momento solo tienen asegurados 600.000 euros del millón que cuesta completar la primera fase. Por este motivo, los 900 euros recaudados en la iniciativa solidaria de ayer no son una cantidad muy importante, «pero en estos tiempos cualquier ayuda es fundamental», apostilló la presidenta del colectivo Amirax.

«Estamos a la espera de que nos contesten a algunas ayudas y subvenciones que tenemos pedidas, porque, de momento, solo contamos con unos 600.000 euros, procedentes de la Junta de Andalucía, con 250.000 euros; la Diputación, con 150.000 euros; la Fundación ONCE, con 139.000 euros; y un convenio urbanístico del Ayuntamiento, por importe de 151.000 euros», desgranó Mari Ángeles Rodríguez, quien explica que, en principio, su deseo y gran ilusión sería poder inaugurar esta primera fase del centro a finales del próximo año 2012. «Incluso le hemos enviado ya una carta a la Reina Sofía para que nos ayude y venga a inaugurarla», confesó.

Centro de día y ocupacional

Lo cierto es que las muestras de solidaridad con el colectivo fueron ayer constantes, no solo por parte de los más de mil participantes en la carrera solidaria, organizada por la asociación Inclúyeme, un colectivo malagueño que promueve la integración de alumnos con discapacidad en los centros educativos públicos de la provincia, sino también de decenas de curiosos y vecinos que se acercaron a ver los ejemplos de esfuerzo y superación personal que pudieron verse recorrer los mil metros previstos en el paseo marítimo rinconero.

«Me he divertido mucho con mis padres, y no me he cansado demasiado. Además, me han regalado una medalla y un desayuno con fruta y 'donuts'», confesó Carmen Ruiz, de cuatro años. Por su parte, Sally Deprez, de 40 años, explicó que es belga, que lleva diez años viviendo en Rincón, y un lustro colaborando con Amirax. «Hacen una labor increíble», sostuvo.

Una vez que la asociación estrene sus instalaciones, podrá concertar plazas con la Junta de Andalucía, para contar con un centro de día y con un centro ocupacional. Además, una vez que se inaugure el nuevo centro de salud de La Cala del Moral -previsto para antes de final de año-, el consultorio les será cedido para un centro de atención temprana.