El Ayuntamiento critica que la Junta no colabore en el próximo Festival de Málaga

E. P.MÁLAGA.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Damián Caneda, ha criticado la decisión de la Junta de Andalucía de no participar económicamente en 2012 en el Festival de Cine de Málaga, cuando se trata del «más importante de Andalucía». Así, lamenta que, teniendo el Gobierno andaluz las competencias en materia de cultura y los fondos correspondientes, no haga ninguna aportación al certamen malagueño, en el que, a su juicio, «debería poner el 50 por ciento del coste total o por lo menos el 25 por ciento». «No es comprensible ese abandono», afirma, tras el anuncio del consejero de Cultura, Paulino Plata, de que su departamento «no participará» el próximo año en la cita malagueña ni tampoco en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Todo ello, pese a que, como apunta el edil del PP, «el Festival de Málaga tiene mucho más nombre que el resto de festivales de la Comunidad andaluza»; de hecho, insiste en que «es el festival de Andalucía, el más importante y el más consolidado». En este punto, indica que la Administración autonómica «no solo aportaba hasta ahora poquísimo -100.400 euros para la edición de 2011-, sino que, además, no lo pagaba», en referencia a que esa cuantía aparezca en los presupuestos de la Junta de 2012. Para el concejal, «es un problema de enfoque político, no es una cuestión técnica, porque las competencias las tiene la Junta y también el dinero y si no tienen ese dinero para aportarlo, es porque lo han malgastado en otras cosas».

A su juicio, lo «normal» sería que la Junta aportara al certamen en torno a un millón de euros, «una cantidad significativa porque el Estado le ha transferido los fondos para cultura, que se los queda y los invierte en otras cosas, pero no en cultura en la ciudad de Málaga».

En este sentido, Caneda lamenta también que en los presupuestos andaluces para 2012 no haya una partida concreta para el futuro auditorio del puerto, lo que, dice, «nos hace dudar absolutamente de su compromiso con este importante proyecto para la ciudad». Sobre la fórmula de financiación público-privada, como defiende la Junta, considera que es «absolutamente absurdo porque no hay ningún auditorio que tenga beneficios y nadie va a poner dinero».