La hiperronda absorbe casi el 40% del tráfico en los accesos a Málaga

La autopista de Las Pedrizas capta una tercera parte de los vehículos en la entrada desde el interior de la provincia

IGNACIO LILLOMÁLAGA.

El puente festivo de Todos los Santos ha permitido calibrar el calado real de las nuevas infraestructuras viarias de la provincia. La Jefatura Provincial de Tráfico, a través de la Subdelegación del Gobierno, ofreció ayer la estadística de movimientos durante la operación especial, que ha supuesto una verdadera descongestión de las antiguas arterias, hasta el punto de que, por primera vez, no se han producido retenciones en el entorno de la capital, ni siquiera en los días y horas de mayor demanda. Tampoco víctimas mortales.

La que ahora se denomina MA-20 (popularmente conocidas como rondas oeste y este) han mantenido la voz cantante durante este largo fin de semana, con una Intensidad Media Diaria (IMD) de 50.601 vehículos, entre ambos sentidos, según las mediciones realizadas por la Jefatura a la altura del punto kilométrico 241 (el enlace de La Virreina). Sin embargo, 29.245 conductores se decantaron por la segunda ronda, lo que supone que el 37% optaron por la nueva vía de altas prestaciones.

A su vez, en el otro extremo de la circunvalación, en las inmediaciones del palacio de congresos de Torremolinos (kilómetro 225,6), el 34% empleó la hiperronda en sus desplazamientos. Con todo, hay diferencias según el sentido de la circulación, y en ambos casos la nueva ronda tuvo más usuarios en dirección a Málaga (hasta un 40% de los vehículos totales en los desplazamientos desde la Costa).

Por su parte, la autopista de peaje de Las Pedrizas (AP-46) captó casi un tercio del total de vehículos que discurrieron por los accesos a la capital y la Costa hacia o desde el interior de la provincia. En total, fueron 62.802 usuarios en esos cinco días, con un promedio de entre 8.400 y 16.200 al día, frente a los 192.522 que se decantaron por la antigua ruta gratuita (A-45).

Sin accidentes mortales

Los efectos beneficiosos del nuevo sistema de comunicaciones también se han dejado notar en el componente de seguridad vial, con la ausencia de víctimas mortales. En concreto, en estos cinco días se han contabilizado diez accidentes, ninguno de ellos con resultado de muerte, pero sí 15 heridos (3 graves y 12 leves). El balance es notablemente mejor que el de 2010, cuando se contabilizaron 12 accidentes, uno de ellos mortal, con un total de un fallecido y 23 heridos (uno grave y 22 leves). Además, en aquella ocasión el puente tuvo una menor duración, pues se prolongó durante cuatro días.

Se han producido un total de 798.888 movimientos en las inmediaciones de Málaga capital, lo que supone un decremento del 16,9% frente a los registrados durante el mismo periodo del año anterior. En cambio, los trayectos de largo recorrido, los que tienen efecto para el turismo, crecieron un 0,6%, hasta los 326.446.

Aunque la A-7 Oriental (ronda este) aumentó un 3,5%, con respecto a la A-7 Occidental (ronda oeste) y la A-45 (Las Pedrizas) Tráfico observa un decremento muy significativo de los movimientos de vehículos con respecto a los registrados en el mismo período del año 2010, del 24,9% y 24,1%, respectivamente. Este descenso viene motivado, según este informe, por la apertura de los dos últimos tramos de la segunda ronda (A-7) y de la AP-46.