El final de una década de proyectos

La tramitación inicial de la segunda ronda (o hiperronda) se remonta a principios de la década del 2000. Entonces, bajo un gobierno del PP, se contemplaba un trazado de dos carriles por sentido y que estaría vinculado económicamente a la autopista de Las Pedrizas, de manera que la concesionaria de esta se ocuparía también de construir la nueva autovía. La fecha inicial de puesta en servicio de ambas se preveía en el año 2007.

Pero en 2004 las elecciones dan un vuelco y dan el Gobierno al PSOE. Bajo el mandato de Magdalena Álvarez como ministra de Fomento se decide desvincular ambos proyectos, de manera que la autopista norte se adjudica a una concesionaria para su construcción y explotación (Sacyr); y la circunvalación queda en manos del Estado, que contrata a cuatro constructoras distintas para ejecutar cada uno de los tramos, con cargo a los Presupuestos Generales y con la ayuda de los fondos Feder de la UE.

Finalmente, los trabajos comienzan en 2007 y la primera mitad, desde La Virreina hasta la autovía del Guadalhorce, se abre al público en diciembre de 2010. Hoy, casi un año después, verá la luz el trazado completo.