Más allá del bipartidismo

Otras cinco no han sido proclamadas al no reunir los avales suficientes, pero pueden presentar un recurso ante los tribunales. Once formaciones se disputan diez escaños de diputados y cuatro de senador

ANTONIO M. ROMERO AROMERO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.

Un total de 1.116.221 residentes en Málaga podrán votar en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre que renovarán el Congreso y el Senado, de donde saldrá el nuevo Gobierno. Cuando acudan a las urnas a depositar su sufragio tendrán un abanico de posibilidades que va más allá de los tradicionales partidos, PP y PSOE, que en los últimos cuatro años han sido los que han tenido representación por la provincia en las cámaras Alta y Baja en Madrid.

Un total de once formaciones políticas intentarán hacerse con alguno de los diez diputados y cuatro senadores que hay en juego en la circunscripción malagueña, según las candidaturas proclamadas por la Junta Electoral Provincial y que ayer fueron publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Asimismo se deja fuera a cinco formaciones -Partido Humanista (PH); Anticapitalistas; Unificación Comunista de España (UCE); Por un mundo más justo; y Falange Española de la Jons- por no haber reunido los avales válidos necesarios, 1.117 en el caso de Málaga, según explicaron desde la Junta Electoral. El pasado enero se reformó la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) y estableció que todas las fuerzas extraparlamentarias deberán reunir el 0,1% de las firmas de los electores de cada una de las circunscripciones en las que quieran presentarse con el condicionante de que ningún votante puede avalar más de una lista ni tampoco a las que no se presenten en su provincia.

Estas candidaturas tienen hoy y mañana para presentar un recurso contencioso-administrativo contra esta resolución, a las que habrá que dar una respuesta antes del 29 de octubre. Según las fuentes consultadas, si el juzgado ratifica la decisión de la Junta Electoral Provincial, tienen la opción de interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, quien antes del 3 de noviembre deberá adoptar una decisión final. Cabe recordar que en la medianoche del 4 de noviembre comenzará la campaña electoral.

El Partido Humanista ya anunció este martes su intención de acudir hoy a los tribunales por considerar injusto que no se haya proclamado su candidatura. «Esta reforma nos parece que busca dificultar la participación electoral de los partidos extraparlamentarios y, por tanto, limitar el ejercicio de la democracia por parte de la ciudadanía. Los partidos con representación parlamentaria, responsables de esta reforma, muestran un descaro extraordinario en su apuesta por el bipartidismo y discriminan cualquier idea crítica que cuestione este sistema inhumano y violento», declaró su candidato al Congreso por Málaga, Miguel Ángel Fernández.

Menos que en 2008

Esta obligación legal de presentar avales puede ser la causa por la que ha habido una disminución del número de partidos que concurren a las elecciones generales por la provincia de Málaga. En los comicios del 9 de marzo de 2008 fueron veintiuno, en esta ocasión son diez menos. De las once formaciones que concurren al 20-N en esta circunscripción al Congreso y el Senado, cuatro son nuevas respecto a hace tres años. Todas ellas representan un abanico variado ideológicamente, aunque predominan los partidos situados a la izquierda.

El centro-derecha lo representan los populares y el centro-izquierda, los socialistas. En ese mismo espectro ideológico se mueve la formación de Rosa Díez, UPyD, mientras que IU se sitúa más a la izquierda que el PSOE y, además, en esta ocasión, con su candidato al Congreso, Alberto Garzón, hace un guiño al movimiento 15-M. El espacio nacionalista lo ocupa el Partido Andalucista.

El voto 'verde' se lo disputarán dos formaciones de corte ecologista. Una, el Pacma, tiene más tradición y en 2008 cosechó 1.201 votos en Málaga; la otra, Equo, es de reciente creación y ha nacido con fuerza. Al frente está el que fuera director de Greenpeace y uno de los impulsores del ecologismo español Juan López de Uralde.

Marxistas y voto protesta

Marxista y leninista es el PCPE, una escisión del tradicional Partido Comunista de España, mientras que Solidaridad y Autogestión Internacionalista es un partido adscrito a la corriente del socialismo cristiano en cuyo ideario está acabar con el hambre, el paro y la precariedad laboral y la esclavitud infantil.

De reciente creación es Escaños en Blanco, un 'partido protesta' que quiere hacer visible el descontento ciudadano con el actual sistema político dejando vacío cualquier puesto de responsabilidad pública al que accedan. De tinte provincial es el partido Acción Ciudadana por Málaga cuyo objetivo es «colocar a Málaga como eje central en la política nacional».

En cuanto a los cabezas de cartel al Congreso de los Diputados, solo los dos partidos mayoritarios encomiendan esta tarea a una mujer: la popular Celia Villalobos y la socialista Trinidad Jiménez. El resto coloca a un varón. En el caso del Senado cuatro féminas ocupan los primeros puestos (PSOE, PA, Pacma y Sain), mientras que en el resto de formaciones son hombres.

Asimismo, en la Cámara Alta dos formaciones solo presentan un candidato (UPyD y Equo), y un par de ellas -PA y Escaños en Blanco- dos. El resto, presentan tres candidatos, según los datos recabados por este periódico en el BOE.