Vélez quiere recuperar su origen

El alcalde, Francisco Delgado, plantea incluir el adecentamiento de los restos del templo a través de la Iniciativa Urbana de la Villa El Ayuntamiento gestiona la obtención del la ermita de San Sebastián

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.
La ermita sufre un grave deterioro, que arrastra desde el siglo XIX por la falta de mantenimiento. ::
                             A. P./
La ermita sufre un grave deterioro, que arrastra desde el siglo XIX por la falta de mantenimiento. :: A. P.

Recuperar la ermita de San Sebastián, convertida en ruina tras más de un siglo de absoluto abandono por parte del Obispado. Este es uno de los objetivos que en materia de recuperación del patrimonio histórico y monumental se ha marcado el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento para esta legislatura. Al menos, así lo ha anunciado el alcalde, Francisco Delgado, en base a lo que representa el templo el municipio. La ermita fue construida en 1497 en recuerdo del palafranero real, Sebastián Sánchez Pelao, que salvó la vida del rey Fernando el Católico con motivo de la toma de Vélez-Málaga en 1487, hecho que aparece reflejado en escudo y pendón de la ciudad.

El escudo representa la única acción de armas en la que el rey Fernando el Católico intervino durante la guerra de Granada y más concretamente en la conquista de la ciudad veleña. La toma de Vélez-Málaga fue iniciada en 1487. En la conquista se produjo, según la tradición, una salida de los veleños, entonces musulmanes, que realizaron un asalto al campamento real. El Rey fue sorprendido sin armadura y se dispuso a la lucha. La rapidez de un palafranero, Sebastián Sánchez Pelao, evitó que el Monarca resultara herido. Al ponerse delante impidió que una lanza atravesara a Fernando el Católico.

En memoria de aquella gesta, el escudo muestra precisamente a un rey a caballo con un mozo de espuelas muerto a los pies y con los moros huyendo. La concesión del pendón y bandera a Vélez-Málaga por la Reina Isabel se produjo 12 años después (1499) de aquel acontecimiento. No obstante, la ermita de San Sebastián fue levantada en 1497, dos años antes de la concesión del escudo por parte de la reina Isabel la Católica.

Según Delgado, la intención del Ayuntamiento es obtener la propiedad de los restos de la ermita y proceder a su restauración a través de la Iniciativa Urbana 'De toda la Villa'.,conocido como Plan Urban, dotado con 14.297.300 euros y que tiene como finalidad la recuperación integral de los barrios de la Villa, el Arroyo de San Sebastián y la Molineta.

Cesión

Aunque el Obispado aceptó en el año 2000 ceder los restos al Ayuntamiento, con la condición de que el destino que tenga el inmueble no sea atentatorio contra la religión y la moral católica. En caso contrario, el bien revertirá al Obispado. El problema, según el Consistorio es que la ermita y otras propiedades que formaron parte del conjunto original, están siendo utilizados por varios privados que disponen de los restos arqueológicos.

Según el edil de Cultura y Patrimonio, Antonio Fortes, del inmueble se conservan todavía varios muros y arcos que dejan ver la planta rectangular de la ermita e incluso la antigua vivienda del cura, el huerto y el pozo. Existen documentos en el Archivo Municipal en los que figuran escritos dirigidos al Obispado por parte del Ayuntamiento a finales del siglo XIX y principios del XX en los que la corporación denunciaba el estado de abandono de la ermita y exigía su restauración.

Para el alcalde, recuperar la ermita significará reconocer «nuestra historia y una parte de nuestro origen, ya que está íntimamente vinculada a la toma de la ciudad pro los Reyes Católicos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos