La Legión trae colas

Más de cinco mil personas acuden a la primera guardia legionaria al Cristo de la Buena Muerte en Madrid

JESÚS HINOJOSAMÁLAGA.
Los asistentes a un relevo de la guardia toman fotografías del Cristo de la Buena Muerte. ::                             JOSÉ CABALLERO/
Los asistentes a un relevo de la guardia toman fotografías del Cristo de la Buena Muerte. :: JOSÉ CABALLERO

La estampa es la misma de un día de Semana Santa en la parroquia de Santo Domingo. Miles de personas formaron durante toda la jornada de ayer las primeras colas para presenciar la guardia de La Legión al Cristo de la Buena Muerte en la Catedral Castrense de Madrid. La hilera de personas para poder asistir a uno de los relevos de los legionarios junto a su Cristo tomó las aceras de las calles adyacentes al templo. Efectivos de otros cuerpos militares tuvieron que ayudar a los miembros de la junta de gobierno de la Congregación de Mena en la organización de la entrada de personas a la catedral. (ver galería de fotos)

El hermano mayor, Antonio González, explicó que las personas entran por turnos hasta completar los bancos de la iglesia. Una vez sentados, presencian un relevo de los legionarios y se les invita a abandonar el templo para dar paso al siguiente turno. «El problema es que todos se quieren acercar al Cristo para tomar fotos, así que nos cuesta trabajo dar agilidad a la entrada de público, pero es una satisfacción ver así la Catedral Castrense», dijo González, quien resaltó que está viviendo momentos «emocionantes».

«Han venido a ver al Cristo personas de avanzada edad que en su juventud fueron a Málaga como legionarios para participar en la procesión del Jueves Santo. La gente no para de darnos las gracias por traerles el Cristo a Madrid y poder contemplarlo tan de cerca», relató el hermano mayor, quien aseguró que, a raíz del despliegue montado por la cofradía en la Catedral Castrense, en pleno centro de Madrid, ya son varios los medios de comunicación que quieren acreditarse para venir el año que viene a Málaga y cubrir los actos de la Semana Santa.

«Además, nos han pedido salir en la procesión del Jueves Santo los bomberos de Madrid, de los que la Congregación es 'Paloma de bronce', y los efectivos del SAMUR», apuntó Antonio Gónzalez, quien añadió que también es posible que acuda a Málaga una representación del Ayuntamiento de Madrid como lo hace con la Cofradía de la Paloma.

Corona de espinas

La primera jornada de guardia legionaria en Madrid, a cargo de los legionarios del Tercio Alejandro Farnesio de Ronda, que continuará durante hoy y mañana, de 11 a 13 y de 17 a 20 horas, comenzó con un acto semejante al que se produce el día anterior al Domingo de Ramos en Santo Domingo: La imposición de la corona de espinas al Cristo. El arzobispo castrense, Juan del Río, fue el encargado de colocarla, momento que se vivió con un gran recogimiento. Acto seguido, entraron los legionarios para custodiar a su Cristo.

Junto a Juan del Río, también visitó al Cristo de la Buena Muerte el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, al que la Congregación impuso su medalla. Antonio González confió en que también hoy o mañana haga acto de presencia en la Catedral Castrense el obispo de Málaga, Jesús Catalá. Ver más fotos