Elías Bendodo rescata a Salomón Castiel como número dos de Cultura en la Diputación de Málaga

Se incorporará en las próximas semanas como director general de Cultura y Deportes y dejará su cargo en la Mostra de Valencia

P. L. GÓMEZ | MÁLAGA
Salomón Castiel estuvo once años al frente del Festival de Málaga-Cine Español. : 
SUR/
Salomón Castiel estuvo once años al frente del Festival de Málaga-Cine Español. : SUR

Salomón Castiel regresa a Málaga. De la mano del presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, el que fuera gerente del Teatro Cervantes será el nuevo director general de Cultura y Deportes de la institución provincial, un cargo en el que dependerá de la diputada responsable de este área Marina Bravo, según confirmó este periódico.

Castiel se incorporará en las próximas semanas a sus nuevas responsabilidades, que asumirá en exclusividad. Un hecho que le obliga a dejar su cargo como director de la Mostra de Valencia-Cinema del Mediterráneo. Se espera que en estos días ofrezca una conferencia de prensa en la Ciudad del Turia para comunicar su decisión.

Aunque las fuentes consultadas no precisaron el salario que percibirá, según el organigrama aprobado la pasada semana en el pleno de la Diputación de Málaga, los directores generales percibirán un sueldo anual entre 47.000 y 95.000 euros. En Valencia, Castiel percibía un sueldo algo superior a los 100.000 euros.

La reforma en el área de Cultura de la Diputación Provincia es más amplia. A la llegada de Castiel, se unirá la conformación del consejo asesor de la Fundación Generación del 27, que estará formado por María Victoria Atencia, el pintor Pablo Alonso Herráiz y el catedrático Francisco Ruiz Noguera, quien había sonado insistentemente como máximo responsable del centro, cargo para el que ha sido elegido José Antonio Mesa Toré.

Fuentes de la Diputación explicaron ayer a SUR que «el objetivo de Elías Bendodo es hacer un equipo compacto y competente, con peso y prestigio en el mundo de la cultura, porque entiende que esta área, a la que une Deportes, es básica en el desarrollo de una política eficaz y que satisfaga a los ciudadanos de la provincia». «Nosotros entendemos la cultura como algo abierto, y para nada sectaria ni partidista, y los cuatro nombres que van a participar en el desarrollo de la Fundación lo dejan todo bien claro y contundente», añadieron.

Trayectoria

Salomón Castiel nació en Málaga, tiene 55 años, está casado y es padre de dos hijos. Desde muy joven comenzó a colaborar en diversos medios informativos, especialmente en aspectos relacionados con el mundo de la cultura. Ahora vuelve a su ciudad natal, donde ha ocupado importantes puestos de responsabilidad en el ámbito cultural.

En 1995, con la llegada del Partido Popular al gobierno del Ayuntamiento, fue nombrado gerente del Teatro Cervantes, un puesto en que se mantuvo durante trece años. En ese periodo, la programación del primer coliseo de la ciudad dio un salto cualitativo. Desde allí, Castiel vio nacer el Festival de Málaga- Cine Español en 1997 y durante el tiempo que estuvo al frente (once ediciones), el certamen se consolidó, convirtiéndose en una cita ineludible para la industria cinematográfica nacional.

Luces y sombras

Los éxitos de su gestión han convivido con las sombras sobre «la opacidad y la falta de transparencia» denunciada en reiteradas ocasiones por los grupos de la oposición de izquierdas en el Ayuntamiento y las polémicas en torno a su salario.

En mayo de 2008, poco después de haber sido nombrado miembro de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de España, Salomón Castiel anunció públicamente junto al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, que dejaba la gerencia del Cervantes y la dirección del Festival de Cine por motivos personales.

Hasta la elección de un nuevo gerente en el primer teatro de la ciudad -puesto que recayó en la madrileña Charo Ema Bastardín- ocupó el cargo de manera provisional. Pocas semanas después, en noviembre de 2008, el Consistorio le fichó como asesor para la organización de grandes eventos culturales. Se incorporó así a la sociedad Málaga Deportes y Eventos.

En ella permaneció hasta que en abril de 2009 se hizo oficial su nombramiento como nuevo director de la Mostra de Valencia, un certamen cinematográfico nacido en 1980 y que impulsa la Fundación Municipal de Cine, dependiente del Ayuntamiento levantino.