Los juzgados de Málaga ejecutan cada semana una media de treinta desahucios

Más de una tercera parte de los desalojos son de viviendas que los bancos han embargado por impago de la hipoteca

MONTSE MARTÍN MONTSEMARTIN@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Protesta contra un desahucio el pasado mes de junio. ::                             EFE/
Protesta contra un desahucio el pasado mes de junio. :: EFE

Cada semana unas treinta familias se ven obligadas a dejar su vivienda por una orden judicial de desahucio en Málaga. Aunque la mayoría de los desalojos se deben al impago de las rentas de alquiler, cada día son más los embargos de los bancos por préstamos hipotecarios no satisfechos. Estos desahucios representa ya más de una tercera parte del total.

Durante el primer semestre del año los juzgados del partido judicial de Málaga -que engloba además de la capital a otros quince municipios con una población de más de 600.000 habitantes- recibieron 600 demandas de embargo de viviendas por ejecuciones hipotecarias y casi las mismas (611) que de desahucios por impago de alquileres. Estas elevadas cifras son prácticamente iguales a las registradas durante el mismo periodo del año 2010, lo que confirma que la salida de la crisis económica, la gran culpable de esta situación, no se vislumbra a corto plazo.

La velocidad de los embargos sentenciados choca, no obstante, con los limitados recursos humanos para ejecutarlos.El Servicio Común de Actos y Comunicaciones (SCAC), dependiente del Juzgado Decano de la capital que se encarga de realizarlos no tiene hueco ya en la agenda de lanzamientos (desahucios) hasta enero de 2012, según explica su secretaria Pilar Martín. Al SCAC le hacen falta más funcionarios, no solo para los desahucios sino para todas las notificaciones judiciales que generan los órganos judiciales malagueños.

La comisión judicial que practica los desalojos está formada por un gestor y un funcionario del cuerpo auxiliar. Está presente también el procurador de la parte demandante y un cerrajero. «Normalmente los desahucios se desarrollan sin incidentes, por lo que no se precisa de intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», añade Martín.

Pero el panorama puede cambiar si el Movimiento 15-M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) aumentan su presión sobre las viviendas embargadas por los bancos. De momento en apenas un mes, los 'indignados' han conseguido aplazar dos desalojos, uno en Rincón de la Victoria y otro en Torre del Mar.

La PAH viene reclamando desde hace un año un cambio legal para que la entrega de la vivienda al banco salde la deuda hipotecaria contraída con él. De momento, la Audiencia Provincial de Navarra ya ha dictado una sentencia en ese sentido.

En Málaga, la segunda provincia del país con mayor índice de desempleo, el drama de la pérdida de la vivienda ha golpeado desde finales de 2007 a algo más de cuatro mil familias en la capital. Los juzgados, sin embargo, no han dictado, de momento, ninguna resolución a favor de la dación en pago de la vivienda. «Es posible que se haya presentado alguna demanda en ese sentido, pero la sobrecarga de trabajo puede haber retrasado una valoración de los jueces sobre esta cuestión», aclara el magistrado Joaquín Delgado, presidente en funciones de la Sección 4ª de la Audiencia de Málaga.