Un proyecto sobre la propaganda política y la cultura popular

A. J. L.MÁLAGA.

El montaje está organizado como un reloj: en el centro, las dos planchas de 'Sueño y mentira de Franco' (1937) y alrededor, las aproximaciones a sus 18 viñetas. Sin embargo, la hora señalada ha sido la de una tensión inaudita hasta la fecha -al menos de puertas afuera- en el seno del Museo Picasso Málaga (MPM).

Y la polémica ha surgido pese a la marcada vocación «científica» de la propuesta. Una muestra comisariada por Inocente Soto, Salvador Haro y Claustre Rafart que arroja luz sobre un conjunto enigmático y polisémico, germen del célebre 'Guernica' que ha terminado proyectando su alargada sombra sobre estas dos planchas con ilustraciones creadas por Picasso en plena Guerra Civil española.

El escenario bélico sirve como inevitable telón de fondo de una muestra que vincula la iconografía de 'Sueño y mentira de Franco' con la cultura popular de la época, ejemplificada en los carteles, historietas, fotografías e incluso naipes empleados en los años de plomo como arma de propaganda política.

Así, 'Viñetas en el frente' -en cartel hasta el 2 de octubre- llega desde el Museo Picasso de Barcelona y reúne más de un centenar de piezas procedentes de instituciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el IVAM valenciano o el Museo Ludwing de Colonia (Alemania) y firmadas por autores tan diversos como Francisco de Goya, George Grosz o Mauricio Amster.