Los vecinos de la Costa Oeste de El Puerto de Santa María exigen una serie de cambios

Una plataforma cívica pide al Ayuntamiento que asuma los servicios para eliminar las Entidades Urbanísticas de Conservación

LOLA RODRÍGUEZ
Imagen de archivo de la costa en una parte de El Puerto de Santa María. ::
                             SUR/
Imagen de archivo de la costa en una parte de El Puerto de Santa María. :: SUR

Pese a la bucólica apariencia y la fama de 'adinerados', los vecinos de la Costa Oeste no lo tienen tan fácil. Desde su prisma, en su estamento, observan la realidad desde otro punto de vista y aún sabedores de su buena posición con respecto a otros ciudadanos de El Puerto, también quieren hacer oír sus quejas, que entienden legítimas, ante el tratamiento que reciben por parte de la administración municipal.

Un grupo de vecinos se ha constituido en una plataforma cívica para acabar con la figura de la Entidad Urbanística de Conservación y conseguir que el Ayuntamiento asuma sus competencias en lo concerniente a las infraestructuras: limpieza y mantenimiento de las calles, alumbrado, seguridad, etc. Entienden que, como otras barriadas, también tienen derecho a disponer de un centro de salud o un polideportivo.

Una casa de 300 metros construidos sobre una parcela de 600 metros en una urbanización le cuesta a su propietario 2.000 euros de IBI cada año. Lo menos que el propietario de una vivienda en esta zona llega a pagar son 900 euros. Un dinero que va directamente a las arcas municipales. A cambio, los residentes, alrededor de 20.000, ven poco a los barrenderos, a los operarios de jardinería, a los de mantenimiento. Se quejan de que los servicios, a los que el Ayuntamiento está obligado por ley, se prestan «tarde y mal».

Agravio comparativo

«Nosotros queremos contribuir. Somos solidarios y entendemos que para que se atienda las necesidades de otras barriadas es necesario que aportemos todos. Pero no podemos seguir siendo ciudadanos de segunda».

Falta de servicios

La expansión urbanística de El Puerto no ha sido pareja a la de los servicios municipales, de ahí la conformación en Las Redes, El Manantial, La Torre, El Águila o Fuentebravía de Entidades Urbanísticas de Conservación que cubra ese déficit. Pero a costa de los bolsillos de sus residentes. Una circunstancia en principio temporal, a la que la nueva plataforma vecinal quiere poner punto y final.

«No queremos tener más servicios que El Tejar ni que cualquier otra barriada de El Puerto. Solo queremos lo que nos corresponde por pagar nuestros impuestos como todos los demás».

Los integrantes de la recién constituida plataforma, que ya aglutina a cuarenta personas aseguran que la recaudación de impuestos en esta zona supone un 80% del total de la ciudad por un cálculo objetivo del valor catastral de las casas.

«Ante nuestras peticiones, el Ayuntamiento nos responde con un 'no hay dinero'. Sentimos un gran agravio comparativo por esa etiqueta de 'los riquitos'. Se solapan en eso y se desentienden de esta zona, que también forma parte de la ciudad. Somos personas con trabajos, empresas, empleados. Y creemos que tenemos derecho a ser compensados por lo que aportamos al erario público».

Colectivo apolítico

El colectivo se encuentra aún en proceso de información a los vecinos y se declara 'apolítica', porque no quiere mezclar sus intereses y demandas con la adhesión a un determinado partido. No en vano, según los propios miembros de la plataforma, el principal nicho de votos del Partido Popular se encuentra en esta zona. Pero ellos no quieren saber nada de eso. «Reclamaremos y pediremos ante quien tengamos que hacerlo, sea del partido que sea». Por ello realizan un llamamiento a todos los vecinos interesados para que contacten a través de costadelpuerto@gmail.com.