La estación ambiental Madrevieja de Cepsa, lugar de refugio para las aves

El lugar habilitado por la petrolera para acogerlas registra la presencia de un total de 93 especies

SURSAN ROQUE.
Imagen de las instalaciones de la estación ambiental Madrevieja. ::
                             SUR/
Imagen de las instalaciones de la estación ambiental Madrevieja. :: SUR

Un total de 93 especies se han registrado en la estación ambiental Madrevieja, impulsada por Cepsa. Durante más de año y medio, la empresa Ornitour, en colaboración con el Grupo Ornitológico del Estrecho (GOES), realizaron un inventario de las especies de aves presentes en Madrevieja, con el fin de conocer la evolución de la avifauna tras las mejoras ambientales realizadas.

Los primeros resultados han permitido obtener información sobre las aves que visitan la estación ambiental, su estado físico y la presencia en la zona. El grupo más destacado ha sido el de las 22 especies residentes, presentes en Madrevieja durante todo el año. También, se registraron 17 estivales, llegan para reproducirse en primavera o verano, y 14 migradoras que utilizan la estación como lugar de descanso.

Las especies más destacables que se han encontrando son las garzas (garza real e imperial, garcetas y garcillas), el zampullín chico, la gallineta común y el águila pescadora, entre otras.

Las jornadas de anillamiento, realizadas periódicamente, pretenden ser el próximo año uno de los recursos pedagógicos y científicos de la estación ambiental Madrevieja. Además, a esta actividad se sumarán las jornadas educativas para escolares que se programarán en el enclave.

Industria y naturaleza

Madrevieja supone un claro ejemplo de que la convivencia industria-naturaleza es más que posible. Situada en la vega baja del arroyo por que el lleva su nombre, cuenta con una parcela de 10 hectáreas propiedad de Cepsa.

La riqueza y diversidad de sus hábitats hacen de este espacio un auténtico santuario para las aves. Posee un acebuchal bien desarrollado y dos lagunas permanentes, de distinta profundidad, que proporcionan refugio y alimento a una abundante comunidad de invertebrados. Además, se han plantado rodales de moreras e higueras que favorecen la diversidad de aves durante los periodos de migración y reproducción.

Fotos

Vídeos