Tres años de cárcel por iniciar un complejo turístico en suelo rústico en Alfarnate

La Audiencia Provincial condena además al matrimonio procesado a demoler la edificación para reponer el terreno en su estado primitivo

A. PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.

Un matrimonio ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a un total de tres años de prisión por iniciar un complejo turístico en la localidad de Alfarnate en suelo no urbanizable. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, se condena asimismo a los procesados a demoler a su costa las obras realizadas «con plena reposición del terreno a su estado primitivo y restablecimiento de la legalidad urbanística infringida».

Según los hechos probados, los acusados han realizado una vivienda unifamiliar aislada de dos plantas con la intención de elaborar un complejo turístico rural, integrado por varias viviendas diseminadas sobre la parcela y una zona común.

La magistrada afirma en la sentencia que la pareja era «plenamente consciente» de que el suelo no era urbanizable y además carecían de la preceptiva licencia de obras.

Paralización

En 2004 tras detectar la Policía las obras, el Ayuntamiento de Alfarnate dictó un decreto de paralización inmediata, pero el acusado lejos de acatar la orden «exigió al Consistorio» que se le reconociera el otorgamiento de la licencia por silencio administrativo. Posteriormente, el Ayuntamiento dictó otros decretos «y con claro desprecio al principio de autoridad continuaron con la ejecución de las obras»

Por todo ello, la pareja ha sido condenada por un delito contra la ordenación del territorio y desobediencia ya que deliberadamente no cumplieron los decretos de paralización.

En los fundamentos jurídicos, se explica que aunque la mujer no interviene de manera directa en el procedimiento, era la dueña del terreno y permitió que las obras continuaran en el mismo al igual que su marido.

Se de la circunstancia, según el alcalde de la localidad, José María Ruiz, que en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio (PGOU) aprobado recientemente, los terrenos sobre los que se levanta la edificación, que se encuentran en una zona colindante con el casco urbano, han pasado de estar calificados como no urbanizables a urbanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos