Sharon E. Smith reúne el humor y el amor de lo cotidiano en 'Luna Walker'

La escritora estadounidense afincada en Málaga presenta hoy su tercer volumen de relatos en el Centro Andaluz de las Letras

M. M.MÁLAGA.
Sharon E. Smith. ::
                             E. MARTÍN/
Sharon E. Smith. :: E. MARTÍN

Tomó el nombre de su nieta y el apellido, de su marca favorita de whisky. El resultado es 'Luna Walker', un personaje que sirve de eje a Sharon E. Smith (Long Island, 1944) para hilar los relatos de su libro homónimo, el tercero en su nómina, cuya segunda edición presenta esta tarde (20.00 horas), en el Centro Andaluz de las Letras (CAL), después de agotar la primera, editada por el Ateneo. Ahora, es EDA Libros la que publica esta colección de cuentos que sigue a sus anteriores 'Desde el otro lado' y 'Dicho sea de paso'.

En ellos tiene un peso importante el paso del tiempo y lo cotidiano. «La memoria es la maleta de la que tiramos todos los escritores», considera la autora, que destaca, no obstante, que en 'Luna Walker' «hay humor y amor, aunque también tragedia, eso es inevitable». No puede despegarse de la realidad esta estadounidense que vive a caballo entre Madrid y Villanueva del Rosario. Su «necesidad de comunicar» es la que le lleva a escribir. Y para ello prefiere su casa de la localidad malagueña.

Allí reside gran parte del año con su marido, el pintor José Hernández. Lo conoció durante su estancia en España en los años sesenta. Vino para ayudar en un trabajo a su padre, fotoperiodista, y se quedó. Licenciada en Filosofía y Letras y experta en Benito Pérez Galdós, se codeó en Madrid con grandes de las letras como Ángel González, Francisco Brines, Carlos Bousoño o José Manuel Caballero Bonald. Pero encontró en Málaga el rincón ideal para inspirarse. «En Madrid es imposible», asegura Smith con la mirada puesta ahora en su primera novela, una historia en torno a una saga familiar de finales del siglo XIX que espera publicar antes del verano.