Cien años de acordes con los bomberos

Solo nueve agentes crearon la popular formación en 1911 y en la actualidad son casi medio centenar de músicos La Banda del Cuerpo, muy arraigada a la Semana Santa, abre hoy los actos de su centenario

ROSSEL APARICIO RAPARICIO@DIARIOSUR.COMMÁLAGA.
La banda posa en el parque de bomberos.:: Antonio Salas/
La banda posa en el parque de bomberos.:: Antonio Salas

Noche cerrada en el parque de bomberos de Málaga, en el Paseo de Martiricos. José Luis, de 14 años, entra junto a su padre, del mismo nombre, en la pequeña habitación donde guardan ambos -y sus compañeros- los tambores, justo enfrente de los camiones rojos. Salen 'aporreando' su instrumento. Minutos después dejan los saludos, risas y tertulias para empezar el ensayo. «Esto para mí es lo más grande y más ahora con el centenario que se avecina», explica José Luis padre.

Los 47 miembros de la Banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga se citan estos días con más entusiasmo que nunca. Arranca un año importante para ellos y la emoción se palpa en el ambiente: «Este año celebramos una efemérides muy especial. Es momento de valorar a todas las personas que han pasado por la banda en sus 100 años de vida», afirma ahora Jesús Ángel Ávila, subdirector de la agrupación. «Estamos deseosos -prosigue- de transmitir a Málaga, Andalucía y a todos que somos la banda de cornetas y tambores más antigua de España y que vamos a seguir otros cien años», concluye orgulloso. Precisamente hoy lunes abren los actos conmemorativos de la banda con la presentación del cartel del centenario a las 20.00 horas en el Ayuntamiento de Málaga.

Pioneros de un estilo

La primera referencia histórica de la banda se encuentra en un artículo de un periódico local que hacía alusión a su constitución en 1911. «Sus orígenes no se explican sin el tesón del comandante del Cuerpo de Bomberos Joaquín Ramírez, su fundador, y del Sargento Antonio Frutos que fue durante muchos años su primer director», explica José Luis Gil, actual director. Su aparición fue todo un hito en la historia de las bandas de cornetas y tambores porque fue pionera en Andalucía en este estilo denominado a cuatro voces.

Punto y aparte merecen también sus composiciones musicales; creaciones del músico jiennense Alberto Escámez, artífice del sonido característico de la banda que hoy día se sigue escuchando en la Semana Santa de Málaga. «Nosotros conservamos muchas partituras originales de Escámez», explica el subdirector abriendo una vieja carpeta. «Son las mismas marchas que sorprendieron entonces y que imitaron dentro y fuera de Málaga. Nosotros seguimos tocamos ahora las piezas originales», apostilla.

Las marchas compuestas para la Banda de los Bomberos, la mayoría por el inspiradísimo músico militar Escámez, se dedicaron a casi todos los Cristos y Vírgenes de Málaga. En la actualidad las piezas siguen inéditas.

Pero en la historia de esta popular banda también hubo altibajos. En los años treinta, convulsos para las cofradías malagueñas, la banda cesó su actividad durante varios años. En 1935 volvió a organizarse por los mismos fundadores. No obstante durante la posguerra también vivió tiempos difíciles. «En todos esos años siempre había algún bombero entre sus componentes», indica el director que en la actualidad es el único músico que pertenece al Cuerpo.

Para la grabación del primer trabajo discográfico de la banda habría que esperar hasta 1979. Fue editado y producido por Musimar S.A. Su segundo disco llegaría en 1985 y años después se editó un recopilatorio en su 80 aniversario. Este año, con motivo de su cien cumpleaños también van a reeditar otro cedé conmemorativo. Forma parte del calendario de celebraciones. Tras la presentación hoy del cartel se van a suceder una serie de conciertos benéficos y exposiciones entre otros actos.

Un museo vivo

Mientras todavía siguen llegando miembros de la banda para el ensayo el subdirector se dirige hacia la primera planta del parque de bomberos donde han instalado un museo que, con multitud de piezas, recorre su trayectoria. «Tenemos fotos antiguas de los primeros músicos en procesión y de momentos y personajes destacados de nuestra historia». Entre sus fondos figura un cuadro del fundador, el Comandante Ramírez. Jesús Ávila lo observa con detenimiento como si fuera la primera vez: «Gracias a él el Cuerpo de Bomberos logró uno de sus títulos más preciados, el de Real» que ostenta desde 1906.

Ya en uno de los laterales del parque de bomberos, en la calle, los miembros de la banda, se concentran en interpretar una marcha. «Es una banda que llevamos muy dentro», relata Francisco Murcia, uno de los cornetas. «Mi padre estuvo 30 años en ella y yo vuelvo después de haberla dejado una temporada porque quiero vivir el centenario con mis compañeros y recordar momentos pasados», cuenta este músico antes de sumarse al ensayo.

Otro cornetista, Alejandro Díaz, que lleva seis años tocando en los bomberos, prosigue: «Los ensayos son duros pero para mi esto es un sentimiento». Un sentimiento que cumple ahora cien años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos