Los hosteleros acusan las primeras pérdidas por la ley antitabaco

La patronal elabora una encuesta que refleja una caída en el consumo del 33% en los bares

JAVIER RODRÍGUEZ REDACCIONCG@DIARIOSUR.ESCÁDIZ.
Humos. Las terrazas se han convertido en la salida para fumadores tras la aplicación de la normativa, aunque los empresarios hosteleros denuncian fuertes pérdidas. ::
                             J. F./
Humos. Las terrazas se han convertido en la salida para fumadores tras la aplicación de la normativa, aunque los empresarios hosteleros denuncian fuertes pérdidas. :: J. F.

Los malos humos no han llegado aún a la provincia por la aplicación de la ley antitabaco. De momento, hay respeto en bares y cafeterías entre fumadores y no fumadores. Sin embargo, los hosteleros gaditanos reconocen que la prohibición de fumar en sus locales ha restado clientela. La patronal del sector (Horeca) avala con datos esta primera percepción, ya que el pasado lunes, justo el segundo día de la aplicación de la norma, se hizo una encuesta entre los asociados en la provincia para comprobar de primera mano el impacto de esta nueva medida. El resultado de la evaluación no ofrece dudas y destaca como el consumo ha caído un 33% en bares, un 22% en cafeterías y restaurantes y hasta un 15% en las zonas de ocio nocturno.

Los empresarios gaditanos no están a favor de iniciar una campaña de insumisión contra la ley como ha ocurrido en Málaga o Madrid, pero alertan de que la pérdida de negocio tendrá una consecuencia inmediata en el empleo. Así, el presidente de Horeca, Antonio de María, indica que una reducción en los ingresos conlleva a un ajuste de los gastos y «lo habitual en estos casos es que finalmente se toque al personal». De María comentó al respecto que se advierte en los bares como en estos primeros días de aplicación de la norma «los clientes fumadores pasan menos tiempo en el mostrador, es decir, consumen y se van».

El propietario del bar Juanito, en Jerez, Faustino Rodríguez, reconoce también como la presencia de clientes resulta ahora ligeramente inferior, al tiempo que destaca con cierta ironía como «hay más clientes fumadores que no fumadores o, al menos, es lo que se aprecia en las terrazas». Rodríguez aclara que la norma se está acatando y hay respeto, «pero el tiempo dirá si afectará negativamente a los negocios».

La encuesta elaborada por Horeca entre sus asociados ha puesto de manifiesto que el acatamiento de la norma en lo bares ha sido del 95% y los empresarios han topado con solo un 5% de clientes que no hicieron caso a la normativa, un porcentaje superior en los restaurantes, donde el nivel de desobediencia fue del 11%, mientras que en los locales de ocio nocturno un 23% de la clientela no acató la ley.

De esta forma, la organización de consumidores Facua ha recibido en su página web un millar de denuncias por incumplimiento de la ley en locales andaluces. El portavoz regional de Facua, Rubén Sánchez, indicó que la cifra de denuncias que habían entrado a través de su portal de internet ascendía a 1.014, de las que 879 habían sido clasificadas por Facua por provincias para su posterior remisión a las autoridades sanitarias autonómicas. En este capítulo, la provincia de Cádiz suma once denuncias tramitadas por esta organización de consumidores. Su portavoz en Cádiz, Jesús Yesa, señala que estas quejas obedecen, sobre todo, a problemas con la colocación en lugares visibles de los carteles informativos que indican la prohibición de fumar, además de llamadas de atención de algunos clientes a los dueños de locales por advertir que había personas fumando en el mostrador.

Previsiones

El propietario de la Marea en Cádiz, Mikel Elorza, reconoce que aún es pronto para evaluar el impacto de la medida en los locales, si bien, destaca el respeto que se advierte entre fumadores y no fumadores en el interior de los bares y cafeterías. Algo que se ha notado tras la aplicación de la normativa es el incremento de terrazas de bares.

Por lo que respecta al impacto que supondrá en materia de salud la aplicación de esta norma, la Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (Asanec) ha estimado que, al menos, el 50% de la población fumadora llevará a cabo algún intento serio para abandonar el consumo de tabaco en los próximos meses.

Esta asociación ha dado la bienvenida a la citada ley, que entró en vigor el pasado 2 de enero, y señala que el aspecto más destacado es la prohibición de fumar en todos los espacios públicos, y en algunos al aire libre cercanos a los centros educativos y sanitarios, medida que pretende elevar el nivel de protección de la población frente a la exposición al humo ambiental del tabaco en los espacios cerrados de uso público o colectivo y disminuir el número de fumadores tanto en adultos como en jóvenes.

En Andalucía, la prevalencia de fumadores se sitúa en torno al 29% en la población mayor de 16 años. El presidente de Asanec, Juan Pedro Batres, confía en que las medidas que contempla la ley se cumplan y sean respetadas por todos los ciudadanos.

Además, considera imprescindible, y así lo ha exigido a la administración andaluza, disponer de más recursos para inspeccionar y velar por su aplicación. En su opinión «dejar de fumar es posible, un elevado número de personas lo logran cada año.

Los responsables de Asanec hacen un llamamiento a la población recomendando a todos los fumadores que hayan tomado la decisión o estén pensando en los próximos meses en hacer un intento serio, que se dirijan a la enfermera o enfermero de familia de su centro de salud para que le asesore sobre cómo conseguir dejar el hábito.De momento, en la provincia tanto los fumadores y como los no fumadores respiran tranquilos.