Un trabajador infatigable

Las 132 obras cedidas a la ciudad son sólo una muestra de la intensa producción de un artista considerado el mejor retratista contemporáneo

FRANCISCO GUTIÉRREZ FGUTIERREZ@FDIARIOSUR.ES
Barcelona. Un joven Revello logra con 30 años la cátedra de Bellas Artes en la Escola de Llotja. ::
                             SUR/
Barcelona. Un joven Revello logra con 30 años la cátedra de Bellas Artes en la Escola de Llotja. :: SUR

Desde muy joven, siendo casi niño, Félix Revello de Toro tomó conciencia de que sólo con trabajo y perseverancia conseguiría sus objetivos. No fue fácil para un joven de provincias abrise camino en el complicado mundo del arte. Su talento innato pudo desarrollarse a fuerza de estudio, trabajo y sacrificio. Alejándose de su familia con 17 años, con estancias en Roma para ampliar sus estudios, con un traslado a Barcelona para hacerse cargo de una cátedra. Pero la enseñanza fue una actividad que le impedía su desarrollo pleno como pintor. Los reconocimientos que ha atesorado en estos años son solo una muestra de su grandeza como artista y de su sencillez como persona.