El bulevar, en un callejón sin salida

Se han celebrado seis reuniones y las Administraciones no llegan a un acuerdo, año y medio después de quedar expedito el suelo. Fomento no da su brazo a torcer y el Ayuntamiento le pide que no ponga pegas

ANTONIO ROCHEMÁLAGA.
Año y medio lleva el antiguo corredor ferroviario sin el paso de los trenes. Los malagueños no pueden disfrutar de esta avenida. ::                             SALVADOR SALAS/
Año y medio lleva el antiguo corredor ferroviario sin el paso de los trenes. Los malagueños no pueden disfrutar de esta avenida. :: SALVADOR SALAS

El pretendido bulevar sobre el corredor soterrado ferroviario se encuentra en un callejón sin salida. El camino para su realización está cortado por el Ministerio de Fomento, que mantiene su postura de cobrar a Málaga por ceder ese suelo. No da su brazo a torcer. Tampoco el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, que considera más que pagado al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) con las plusvalías del Plan Renfe. Hace año y medio que dejaron de circular los trenes por la superficie y desde entonces no se ha movido una piedra. Una situación que podría cambiar si hubiera voluntad política.

De la Torre se pronunció ayer sobre este asunto: «Confío en que haya el más mínimo sentido de colaboración institucional y de lealtad. Adif, o sea Fomento, lo debería de tener ya desbloqueado, pero está poniendo pegas a la disponibilidad de un suelo que, además, los primeros beneficiarios son ellos».

El regidor se refiere a que los usuarios del AVE se beneficiarían de tener una amplia avenida para entrar o salir de la estación. «Si la gente que viene a Málaga dispusiera de una buena avenida para ir a la Costa, como la que se proyecta para conectar con la Ronda Oeste, iría mucho mejor el uso del propio AVE. Sería más cómodo y rápido llegar desde la Costa a la estación».

Adif se desentiende de momento del contencioso con el Ayuntamiento. Fuentes del ente consultadas por SUR dijeron que la pelota no está en su tejado, si no en la del Ministerio de Fomento, que el pasado mes de mayo asumió el compromiso de negociar con el Consistorio. Efectivamente, el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, anunció en la Comisión de Fomento del Senado que se iban a reunir técnicos del ministerio y del Ayuntamiento para llegar a un consenso.

Desde entonces, ha habido cinco o seis reuniones, pero en nada se ha avanzado. «Nuestra gente de la Gerencia de Urbanismo ha demostrado sobradamente que el suelo aportado por el Ayuntamiento a la ocupación del cajón ferroviario es inclusive superior al suelo que ponía Adif. Y además está lo firmado», sostiene el alcalde.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero no renuncia a sacar tajada de la operación. «Hasta la fecha el Ministerio de Fomento ha mantenido que no puede transmitir ese suelo de forma gratuita, si bien no ha concretado en modo alguno exigencia alguna de contraprestación (económica o en edificabilidad)», señaló en una nota de prensa el gabinete del ministro José Blanco.

Adif, compensada

Según Fomento, en junio de 2009 el Ayuntamiento de Málaga exigió la transmisión gratuita de la totalidad de los terrenos sobre el tramo soterrado, «argumentando que Adif ya fue suficientemente compensada con los aprovechamientos urbanísticos dimanantes del Plan Especial de la Estación, un plan que fue aprobado mucho antes de que se plantease el soterramiento y de que se firmase el citado convenio antes mencionado».

Para Francisco de la Torre, «no hay fundamento para pagar esos 10 millones de euros. Hicimos la aportación de 40 millones de euros para la obra, el convenio famoso del año 2004, y en las reuniones, viendo qué ha aportado uno y otro, sale un balance, al menos empatado o favorable al Ayuntamiento».

El regidor no se mostró optimista sobre una pronta resolución del conflicto mientras Fomento siga manteniendo su posición de cobrarles a los malagueños por el suelo del antiguo pasillo ferroviario. «Yo espero que se desbloquee -subrayó-, pero Adif lo está retrasando. Nosotros habíamos hecho previsiones presupuestarias, y las hemos tenido que destinar a los distritos para no tener el dinero congelado. No tiene sentido que hagamos la previsión presupuestaria y luego nos lo bloqueen».