Arquitectos de la Málaga virtual

Internautas modelan y cuelgan en la Red los edificios más emblemáticos de la ciudad

ENRIQUE MIRANDA |MÁLAGA
Iglesia de Carranque./
Iglesia de Carranque.

En Málaga, como en cualquier otra gran ciudad, hay edificios que a todo residente le resultan familiares. Inmuebles que, por su singularidad, antigüedad o ubicación forman parte del imaginario colectivo. Se podría pensar en la plaza de toros de La Malagueta o la Aduana, por su valor monumental, pero también en construcciones como La Equitativa, el edificio de Correos o El Corte Inglés. Ahora, a través de Internet, se puede disfrutar de una visión totalmente distinta de estas obras, en tres dimensiones y con un realismo sorprendente. Gracias a Google Earth y el programa 'Sketchup', una aplicación gratuita del famoso buscador de Internet, los mismos usuarios pueden modelar y 'colgar' en la red sus propios diseños de edificios singulares creando un mapa virtual muy completo.

Todo esto es posible gracias a la tecnología y al trabajo de miles de internautas que realizan el modelado de estos edificios como afición y los comparten con el resto de usuarios. Es el caso de Agustín Jaime Cortés, un técnico de maquinaria industrial que se puede considerar uno de los 'arquitectos virtuales' más prolíficos de Málaga.

En su tiempo libre ha modelado unos 80 edificios relacionados con Málaga, entre ellos la Catedral, el castillo de Gibralfaro, el Ayuntamiento, la Casa Natal de Picasso, la sede de Capitanía Marítima en el Puerto o el aeródromo de la Axarquía. «Me motivé mucho cuando, navegando por Google Earth, vi edificios de mi ciudad modelados por usuarios de la Red y que podían ser visitados desde cualquier lugar del planeta».

Con los edificios modelados por Agustín J. Cortés, casi podemos recorrer las principales riquezas arquitectónicas de Málaga. Pese a que pueda parecer complicado, este internauta comenta que no hace falta ser un experto diseñador gráfico ni arquitecto para usar la herramienta de Google Earth. «Me gustan los edificios más complicados, grandes y populares. También me baso en tener una buena textura; tengo una treintena de diseños sin terminar por una simple pared del edificio», confiesa.

Comunidad

Todas estas horas de trabajo no remunerado se ven recompensadas por el privilegio de que cualquier internauta del mundo pueda ver el edificio que el usuario ha modelado ; incluso se ha creado una comunidad de 'arquitectos virtuales' en los que unos puntúan y comentan el trabajo de otros . «Lo que más me sorprende es esta comunidad que se ha generado entorno a la aplicación. Poco a poco se están creando ciudades enteras en tres dimensiones y es una manera de ver monumentos reales que te gustaría visitar», comenta Jorge León Bullón, un ingeniero técnico en Informática de Sistemas que ha diseñado varios monumentos de su ciudad natal, Ronda, como el Teatro Romano de Acinipo, el Puente Nuevo, la Fuente de los ocho caños, la plaza de toros o Iglesia de Santa Cecilia. «Soy fan de Google y siempre me había llamado la atención la arquitectura; con esta aplicación exploraba esta curiosidad», explica Jorge León, que asegura que se trata de una herramienta fácil e intuitiva.

Informáticos, ingenieros, expertos en diseño e incluso arquitectos están entre los profesionales que están 'enganchados' al diseño de edificios en 3D. Es el caso de César M. Ardid, arquitecto técnico de Sevilla, que tiene más de 700 edificios subidos a Internet, algunos de ellos de la provincia de Málaga como las plazas de toros de la Malagueta, de Antequera y Ronda o la Farola de la capital. César está entre los diseñadores más valorados en Google: «Depende de la carga profesional que tenga, pero intento subir un modelo al día, aunque es bastante difícil. Dedico semanalmente una media de 20 horas semanales a este 'hobby'». César está tan implicado en esta afición que hasta llegó a conocer en persona las instalaciones de 'Google Earth' en Colorado, invitado por la propia compañía.

Edificios antiguos

Las posibilidades de la 'arquitectura virtual' son infinitas. El interesado puede ir a ver en persona el monumento o edificio en cuestión, fotografiarlo y observar sus texturas, para después recrear esta edificación en el ordenador.

Incluso se puede ir más allá, y reproducir edificios que ya no existen usando imágenes antiguas. Es lo que hace Antonio Fernández, un ingeniero de 51 años que empezó en 2007 a modelar en el ordenador. «Imaginar como hubieran sido ciertos edificios, estudiar las posibilidades, recabar información fotográfica o histórica... Todo esto forma parte de uno de mis entretenimientos», dice este malagueño. Tanto es así, que se le quedan muchos modelos fuera de la aplicación de Google, por lo que tiene su propia página web (http://laporte.es/) en la que vuelca todo su trabajo. «Me satisface ver la Iglesia de la Merced en pie, algunos inmuebles de la Málaga del siglo XIX, reproducir cómo será el Museo de Bellas Artes... En fin, cada uno se entretiene como puede», concluye.