Tres razones... y una canción desesperada

El tema principal del corto de Enrique García no lo compuso un preso sino un artista de AlbacetePasión Vega, que interpreta el tema en el filme, elogia el trabajo de Antonio Remache como compositor

RAFAEL CORTÉS JRCORTES@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Pasión Vega, durante la grabación del tema central del filme. ::                             SUR/
Pasión Vega, durante la grabación del tema central del filme. :: SUR

Un tema desgarrador, compuesto con el corazón y que expresa los sentimientos con una importante carga poética. Así es 'Las flores de mi patio', el tema central del cortometraje de Enrique García 'Tres razones', rodado íntegramente en el penal de Alhaurín de la Torre con la colaboración de los internos y funcionarios del centro. Pasión Vega le puso voz a esta canción que suena al final de un filme que retrata cómo es la vida cotidiana en un penal y que en menos de treinta minutos hace aflorar un sinfín de sensaciones en el espectador.

Un tema «emocionante y con una letra maravillosa», en palabras de la artista malagueña, que igual que los productores de la cinta, pensó durante algunos meses que había sido compuesto por un interno del penal. Pasión Vega, que no descarta incluir este tema en su próximo repertorio, valora también la posibilidad de incorporar algún tema de Remache en su próximo trabajo discográfico.

En la soledad de su celda, el recluso escribió en un papel unas estrofas cargadas de sensibilidad: «Triste documento, mi casa está vacía, mi patio descontento, se queja noche y día. Me preguntan por la rosa, dos florecillas blancas, sus voces cautelosas me hieren y me matan, me hieren y me matan. Yo no fui jardinero, deja de atormentarme, tan solo compañero, admirador y amante, admirador y amante. Y el verdadero dueño, el jardinero santo, se la llevó a su huerto, para adornar su patio». 'Triste documento' llamó el preso a 'su' canción.

Cuando Enrique García y su equipo leyeron este texto quedaron impresionados; había que ponerle música. El llanto desesperado de las cuerdas de una guitarra española eran el complemento perfecto para una letra que parecía pensada para la voz aterciopelada de Pasión Vega. El sonido de una flauta pone el broche de oro en los créditos de un corto «realizado con el corazón y la entrega de numerosos internos y funcionarios de la prisión», en palabras del director y productor del filme, que recuerda el apoyo incondicional que siempre han tenido por parte del centro. La cinta, que tiene el beneplácito de las autoridades penitenciarias y que proyecta su salto al largometraje, se estrena con éxito, se proyecta en varias salas comerciales, incluso obtiene una mención especial en el Festival de Cine de Martil, en Marruecos.

Composición excepcional

Pero hay algo que no cuadra. Los productores de la película, sorprendidos por la creatividad demostrada por el interno que compuso el tema central, le convencen para que escriba más canciones e incluso trabajan en la producción de una maqueta. Pero ninguno de esos nuevos temas da la talla, no tienen la calidad de su 'Triste documento'.

El flautista Manuel Olmo, colaborador habitual de Enrique García y autor de los arreglos del tema, investiga en Internet hasta que da con un tema que se parece demasiado a esa canción. Su compositor, el albaceteño Antonio Remache, con el que el equipo de producción contacta para explicarle lo sucedido.

Remache, un artista y músico que ha compuesto canciones para artistas como Diana Navarro, Niña Pastori o Ketama, no sale de su asombro, aclara que su tema se llama 'Las flores de mi patio' y confirma que el recluso lo ha copiado frase por frase y se ha limitado a cambiar los párrafos de orden.

García recuerda: «Cuando le conté lo que había sucedido y que el corto se presentaba de forma inminente en el Festival de Música de Cine de Úbeda con la participación de Pasión Vega, se prestó a colaborar de forma inmediata». Y es que este conflicto le podía haber supuesto muchos problemas al realizador malagueño, ya que los derechos habían sido registrados a nombre del recluso del penal... diecisiete años después de que Remache compusiera la canción, que se incluyó en su disco 'Lamento de Jeremías'.

La voz de Pasión Vega

Antonio Remache, el autor de la canción original, rememora su extrañeza cuando recibió una llamada desde Málaga en la sede de la Fundación Secretariado Gitano, la ONG con la que colabora, y le explicaron el problema. «Mi reacción no fue mala. Solo quería que rectificasen los créditos, por lo que cedí los derechos del tema para su uso en las presentaciones del filme y en el corto». El compositor reconoce que en la voz de Pasión Vega el tema «suena mucho mejor que cuando lo canto yo».

Además, es un tema que compuso en 1993 y que es fruto de unas circunstancias personales dramáticas que le tocó vivir. «El tema significaba mucho para mí y tras ver que el corto estaba hecho por gente que venía de frente, me decidí. El filme es desgarrador y Pasión canta de una forma que hace que el final de la cinta cobre fuerza, ella lo borda porque ha respetado el alma de la canción».

La canción, originalmente incluida en un disco destinado a las iglesias evangélicas, fue cantada por el autor por primera vez en un festival de música cristiana en Torre del Mar. Hoy, casualidades de la vida, el compositor ha vuelto a estrechar sus lazos con la provincia de Málaga, pero por otras causas.

Fotos

Vídeos