La banca abre el grifo de los créditos pero solo para dar salida a su 'stock' de viviendas

Ofrecen hipotecas a 50 años y financiación hasta el 100% si compran sus pisos, algo que los promotores consideran competencia desleal

M. ÁNGELES GONZÁLEZ MAGUISADO@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Los particulares que tienen alguna propiedad en venta también tienen que competir con bancos y cajas. ::
                             SUR/
Los particulares que tienen alguna propiedad en venta también tienen que competir con bancos y cajas. :: SUR

Ir a una inmobiliaria, dar un paseo y anotar los teléfonos que aparecen en los carteles que cuelgan de balcones y farolas, llamar a promotoras, visitar los portales 'web' de venta de pisos y ojear las revistas especializadas. Es lo que tradicionalmente hace cualquier persona que esté pensando en comprar una vivienda. Pero la crisis también ha cambiado esto. Ahora también es fundamental recorrer las páginas de los principales bancos y cajas en Internet, que se han convertido por obligación en auténticas agencias inmobiliarias.

Aunque no existen datos oficiales, un rastreo por una decena de estas entidades permite comprobar que cuentan con más de 1.500 inmuebles disponibles en la provincia de Málaga. Un 'stock' que no para de crecer fruto de embargos, impagos y promociones inviables por falta de financiación y al que intentan dar salida a través de dos ganchos: ofertas agresivas con precios rebajados y facilidades de financiación. Pero el grifo del crédito no se abre para todos. Se reserva para aquellos que adquieran uno de los pisos que están en manos de la entidad, a los que llegan a ofrecer hipotecas a 50 años por el 100% del valor de tasación y sin comisiones. Para el resto de potenciales compradores, sin embargo, obtener un crédito para una casa es casi una misión imposible.

Este hecho ha despertado las críticas de los promotores, que consideran «competencia desleal» la forma en la que bancos y cajas intentan deshacerse de su cartera de viviendas impidiendo que más de 20.000 inmuebles nuevos puedan encontrar comprador en la provincia. «Nos parece que esta estrategia es una competencia desleal absoluta. Se tendrían que dar las mismas facilidades a todos los compradores de pisos, pero no es así», critica el presidente de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga, José Prado. Prueba de ello, explica, es el «fracaso» del plan puesto en marcha el pasado año por la Junta de Andalucía en colaboración con 27 entidades financieras para reducir el 'stock' de viviendas, que en Málaga solo ha conseguido cerrar diez operaciones. Según Prado, esto es debido a los excesivos requisitos que bancos y cajas exigen a los interesados para concederles la hipoteca. «Tampoco tenemos la seguridad de que una vez que consigan vender todo su 'stock' abran la mano para dar crédito a las promotoras, pero en una sociedad de libre mercado no tenemos ninguna herramienta legal para evitar que los bancos actúen así», señala.

Bancaja es una de las entidades que ofrece condiciones financieras ventajosas a quien compre un piso a través de su portal Bancaja Habitat. Así, durante los tres primeros años el propietario no pagará ni capital ni intereses y podrá conseguir un préstamo por el 90% del importe del precio de compra. Respecto al plazo de amortización, es una de las cajas que ha recuperado la hipoteca a 50 años, como también lo han hecho BBK, Caja Vital Kutxa o Caja de Ávila.

Condiciones preferentes

Otras entidades, como Caja Madrid, hablan de «condiciones preferenciales» para quien encuentre la vivienda de sus sueños entre las que ofrecen en su portal. Esto es, financiación de hasta el 100% del precio de venta sin superar el 80% del valor de tasación, sin comisiones, desde euríbor más 0,90% y con un plazo de hasta 40 años. Caja Mediterráneo también publicita financiación total, como Banco Santander, Banesto o CajaSur. Muchas de ellas, además, aseguran que las viviendas cuentan con importantes descuentos. Sin embargo, los expertos aconsejan actuar con cautela. «Lo que ofrecen es flexibilidad financiera, pero no han ajustado los precios a la realidad económica que vive el país», asegura Ángel Yagüe, coordinador del Instituto Andaluz de Estudios Financieros, que también cree que la estrategia de bancos y cajas «puede ser una práctica colusoria de la libre competencia». A su entender, esta táctica «no sirve para desatascar el mercado inmobiliario», cuya digestión se producirá «por el ajuste de precios, que siguen siendo inalcanzables». Esto hace que bancos y cajas no consigan deshacerse de su 'stock'. Solo aquellos que necesitan una vivienda acuden al catálogo de las entidades cuando es la única forma de obtener el préstamo, explica.

«Puede ser una buena opción, pero hay que comprobar que la operación interesa desde el punto de vista económico y financiero, prestando atención al precio y las vinculaciones que exige el banco para dar el crédito», apunta Alfredo Martínez, delegado de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) en Málaga. En el caso de las hipotecas a 50 años, recuerda que son una alternativa para pagar menos de cuota, pero tienen un efecto financiero mayor: «Si tardas más en pagar, al final pagas más».