Tráfico crea un sistema para cobrar las multas a los conductores extranjeros

AGENCIASMÁLAGA.

Los miles de vehículos con matrícula extranjera que estos días de temporada alta circulan por los destinos vacacionales dejarán de ser inmunes a las multas por exceso de velocidad. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha un sistema para sancionar a los conductores foráneos que excedan la velocidad permitida y sean captados por un radar fijo, según anunció ayer el subdirector de Tráfico, Federico Fernández. Hasta ahora, era prácticamente imposible localizar al infractor en su país de origen y, por lo tanto, no se podía notificar la multa ni cobrarla.

A partir de ahora, cuando el radar fijo detecte el exceso de velocidad de un vehículo con matrícula de otro país, el sistema enviará la fotografía a la patrulla de la Guardia Civil más cercana, como se hace habitualmente con el centro Estrada de la DGT de León. A pocos kilómetros del control, los agentes detendrán al vehículo para notificar a su conductor la infracción y proceder al cobro de un depósito -en metálico- por el valor de la multa correspondiente.

De este modo, el radar fijo actúa como uno móvil de la Guardia Civil ante infracciones de vehículos con matrícula de otro país. En caso de que el autor de la infracción no pueda hacerle frente, se inmovilizará el coche.

Primeros resultados

Según detalló Fernández, los radares fijos de la AP-7 en Castellón, de la A-31 en Alicante, de la A-52 en Zamora y de la A-7 en Murcia ya cuentan con este equipamiento. La elección de estos primeros puntos, que en breve se extenderán al resto de cinemómetros fijos de la red viaria nacional, se debe a las buenas condiciones para instalarlos y al tránsito habitual de turismos con matrícula no española.

A juicio de este experto, se ha detectado que alrededor del 30% de las infracciones en las autovías a nivel nacional por velocidad inadecuada son cometidas por vehículos extranjeros, un porcentaje que se eleva hasta el 40% en verano.

El subdirector de Tráfico ha justificado la instalación de este sistema por la dificultad para hacer llegar a los vehículos extranjeros las sanciones captadas por radares fijos. «La ley tiene que ser igual para todos y no puede haber espacios para la impunidad», afirmó.

El pago instantáneo de las sanciones impuestas por la Guardia Civil de Tráfico será posible en los próximos meses, cuando entre en vigor la última reforma de la Ley de Tráfico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos