Urbanismo cambia de constructora para terminar la ladera de la Alcazaba

El Ayuntamiento adjudica la realización de los caminos y las zonas verdes a Volconsa, que debe ejecutarlos antes de que finalice este año

JESÚS HINOJOSAMÁLAGA.
Sobre la boca del túnel se hicieron unos primeros movimientos de tierra que llevan un año parados. ::                             A. SALAS/
Sobre la boca del túnel se hicieron unos primeros movimientos de tierra que llevan un año parados. :: A. SALAS

Las obras para remodelar la ladera de la Alcazaba que existe entre el túnel de Mundo Nuevo y el Teatro Romano se retomarán en los próximos días después de que el Ayuntamiento haya cambiado de empresa constructora para acometer esta actuación, que forma parte de los proyectos que se iniciaron el año pasado con cargo a los fondos del denominado Plan Zapatero para la creación de empleo con obras públicas. La Gerencia Municipal de Urbanismo adjudicó este proyecto en abril de 2009 a la empresa Hexa Obras y Servicios, que sólo ha realizado en torno a un 15% de los trabajos. Sin embargo, las modificaciones que la Consejería de Cultura introdujo en el proyecto y otra serie de circunstancias han paralizado la actuación durante un año.

Finalmente, Urbanismo ha optado por disolver el contrato con Hexa, de mutuo acuerdo, y adjudicar las obras a la siguiente de las empresas que figuran en el listado de las que se presentaron al concurso para la adjudicación del proyecto. Se trata de Volconsa, que terminará las actuación en la ladera por un presupuesto de 661.406 euros. Tendrá que hacerlo antes del 31 de diciembre de este año, plazo máximo dado por el Gobierno central para terminar las obras del Plan Zapatero de 2009 que por diferentes causas han tenido que ser aplazadas o atrasadas.

Informe de Cultura

Como ya informó este periódico (ver SUR 16/6/2010), Urbanismo ha justificado el retraso de este proyecto en que, al estar enclavado junto a un monumento como es la Alcazaba, tuvo que someterse a un informe vinculante de la Consejería de Cultura que planteó algunos cambios en el diseño de la iniciativa, que corrió a cargo del arquitecto Iñaki Pérez de la Fuente.

La mejora planteada para este ámbito, que abarca desde el Teatro Romano hasta la embocadura del túnel que conecta esta zona con el paseo del Parque, consiste fundamentalmente en la plantación de diferentes especies de arbustos y árboles que eviten la imagen desértica que actualmente ofrece la ladera, y la creación de varios caminos y senderos que permitan recorrerla y contemplar desde más cerca el conjunto de las murallas de la Alcazaba, así como tener unas vistas panorámicas del entorno de la calle Alcazabilla.

Para dar respuesta a las recomendaciones de Cultura, que finalmente dio el visto bueno a las obras, se han suprimido algunos de los caminos trazados inicialmente y se ha ganado en zonas verdes. Además, se ha planteado la creación de una escalera a la altura de los restos de antiguas edificaciones que han aparecido junto a la boca del túnel.

El proyecto prevé la consolidación y rehabilitación vegetal de las zonas más erosionadas, la ampliación de las áreas de arbolado, con la plantación de especies en las zonas más próximas a las traseras de los edificios que tienen fachada a la calle Alcazabilla, la propuesta de un concurso de graffiti para dar uso a los muros de esas traseras, y la citada creación de caminos y senderos, para los que se planteó en algunos casos un pavimento a base de listones de madera.

El equipo de gobierno local confía en poder retomar las obras en breve plazo -de hecho, la constructora Volconsa ya ha puesto una caseta en la zona- y en que dará tiempo a ejecutarla de aquí a final de año. Su realización coincidirá con el inicio de los trabajos de pavimentación del tramo norte de la calle Alcazabilla y de la calle Pozo del Rey, que estará comunicada con las futuras zonas verdes de la ladera. Ambas son iniciativas del plan turístico acordado entre la Consejería de Turismo de la Junta y el Ayuntamiento.