Las obras de rehabilitación del Parque Hernández finalizarán en el plazo previsto

PALOMA S. HERVAMELILLA.
Aunque está cerrado al público, se puede observar el ritmo al que avanzan las obras de recuperación de este emblemático espacio. ::
                             P. HERVA/
Aunque está cerrado al público, se puede observar el ritmo al que avanzan las obras de recuperación de este emblemático espacio. :: P. HERVA

Las obras de remodelación y rehabilitación del Parque Hernández finalizarán en el plazo previsto. Así lo asegura el consejero de Medio Ambiente, quien apunta que a finales de septiembre «o principios de octubre como muy tarde» los melillenses podrán disfrutar de uno de los espacios más característicos de la ciudad en todo su esplendor. Aunque Ramón Gavilán es consciente de que el proyecto se puede retrasar «algo», está más que convencido de que esta posibilidad no entra en los planes de Ferrovial-Agromán, la empresa que se encarga de desarrollar esta «necesaria» rehabilitación por un presupuesto de algo más de 3,5 millones de euros. «Aunque es una posibilidad, sí es cierto que no es algo que se contemple porque la empresa ya ha pedido todo el material necesario», apuntó el consejero.

Fue el pasado 1 de marzo cuando el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, asistió al acto de puesta de la primera piedra de esta obra que contempla un plazo de ejecución de seis meses. Por aquel entonces, el jefe del Ejecutivo autónomo expresaba su confianza en que este proyecto pudiera inaugurarse el 17 de septiembre, coincidiendo con el Día de Melilla, algo que el consejero de Medio Ambiente descarta «porque harían falta algunos días más». En todo caso, recalcó Ramón Gavilán la «necesidad» de que el Parque Hernández se cerrase al público durante un tiempo para tratar de devolverle su esplendor original. «Qué duda cabe de que, durante muchos años, estuvo muy deteriorado debido a que allí se celebraba la Feria y eso provocó un desgaste generalizado, tanto del pavimento como del resto de instalaciones. En todo este tiempo apenas ha habido modificaciones porque no tenía sentido invertir en este espacio si después llegaba septiembre de nuevo y se volvía a estropear», reconoció el popular, quien recalcó que el «compromiso» del Gobierno de Imbroda fue el de remodelar el Parque Hernández «en su totalidad» una vez que la Feria de Melilla se trasladase a la explanada de San Lorenzo.

Recorridos de agua

Bajo la premisa de «mantener su espíritu», las obras se acometen sobre una superficie de 40.000 metros cuadrados, aunque se respetará la estructura original «para que no cambie su fisonomía». Aunque el proyecto es complejo y muy completo, el consejero de Medio Ambiente destaca que Melilla recuperará las cuatro fuentes que allí se encuentran -Lineal, de las Conchas, Flor de Cala y de columna de espuma- y se instalarán tres nuevas, «con lo que habrá una constante sensación de frescura». Tal y como se apunta en la memoria, se crearán recorridos de agua «para mayor disfrute de las distintas zonas y conseguir una sensación de frescor en esos recorridos». En cuanto al agua que se utilizará, aclaró que se renovará «previo filtrado y limpieza».

Se sustituirá todo el mobiliario urbano y, en cuanto al paseo central, apuntó Ramón Gavilán que se plantarán ficus «para que den sombra», pero serán ficus «más bonitos y menos contaminantes» de hoja grande que tendrán cuatro metros de tronco, «por lo que tardarán en crecer».

Lo que se persigue con este proyecto es crear las infraestructuras «necesarias y suficientes» para dotar al Parque Hernández de unos sistemas de saneamiento, abastecimiento y alumbrado adecuados que permitan poner en marcha unos sistemas de riego «acordes» a los tiempos actuales. Inaugurado en 1902, el Parque Hernández se contempla como una pieza clave en la ordenación urbanística del ensanche modernista de Melilla diseñado sobre los terrenos del antiguo cauce del Río de Oro.