El nuevo gerente del Clínico apuesta por reordenar el horario de visitas

Tomás Urda buscará el consenso con las asociaciones de pacientes y los profesionales antes de aplicar los cambios

ÁNGEL ESCALERA AESCALERA@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Tomás Urda es especialista en cardiología. ::
                             ÁLVARO CABRERA/
Tomás Urda es especialista en cardiología. :: ÁLVARO CABRERA

Los enfermos necesitan tranquilidad cuando están hospitalizados. El ajetreo de personas entrando y saliendo de las habitaciones no es lo más recomendable. Por eso, el nuevo gerente del Hospital Clínico Universitario, Tomás Urda, se ha marcado entre sus objetivos prioritarios reordenar el sistema de visitas. El horario se consensuará con las principales asociaciones de pacientes y con los profesionales. Además, se elaborará un plan de comunicación para que los ciudadanos sepan qué se va a modificar y por qué se hacen los cambios, explicó ayer Urda en su primera toma de contacto con los periodistas locales.

«Tenemos que ser capaces de compatibilizar la seguridad, intimidad y confidencialidad de los enfermos con las visitas de los usuarios», manifestó el gerente. Antes de llevar a cabo las modificaciones se tendrá en cuenta la opinión de las comisiones clínicas de calidad y participación ciudadana del hospital. «Creo que hay que poner más orden, sin que ello suponga un menoscabo en el derecho a visitar y acompañar a los pacientes», indicó. Esas actuaciones forman parte de un plan de participación ciudadana.

Urda tiene previsto trabajar en ese asunto en el último trimestre de este año. La finalidad es alcanzar un grado de unanimidad importante para regular el horario de visitas de forma que se respete el ritmo de descanso de las personas hospitalizadas. «Hay horas en que no debería haber nadie en las habitaciones. Esto no es un capricho ni una decisión arbitraria, sino que buscamos el beneficio de los enfermos», afirmó Urda. En ese sentido, aseguró que para que los cambios fructifiquen es preciso saber transmitirlos bien a la población y que los ciudadanos comprendan que se hacen en aras de que los pacientes estén mejor y más tranquilos. Asimismo, comentó que no parece lógico que los niños vayan de visita al hospital de forma indiscriminada.

El gerente subrayó que en estas primeras semanas en el Clínico Universitario está hablando con los profesionales, porque ellos son el valor principal del hospital. «He accedido al cargo con mucha convicción y vocación de servicio», aseveró Urda, de 41 años, que es especialista en cardiología. Aunque malagueño de nacimiento, ha estado la última década en el Hospital de Úbeda, primero como facultativo, luego como director médico y más tarde ocupando el puesto de gerente. «Vuelvo a Málaga con la intención de quedarme», precisó.

Unidades de gestión

Otro reto que se ha fijado es el de terminar el proceso de desarrollo de las unidades de gestión clínica, un nuevo sistema que se encamina a dar una mejor asistencia a los ciudadanos. «El modelo tradicional ha tocado techo; ahora hay que apostar por la gestión clínica para ofrecer una atención de más calidad y hacernos eco de lo que nos demandan los pacientes, ofreciéndoles más información, garantizando el acceso a su historia clínica y asegurando su toma de decisiones», dijo. Igualmente, se mostró partidario de dar mayor autonomía a los profesionales, tal como reclaman. «El profesional es el que toma las decisiones -de forma compartida con el enfermo-, el que determina la calidad asistencial que se presta y que fija el consumo de recursos», apostilló.

El gerente explicó que el hospital está sujeto a un cambio de cultura en la asistencia. «Nos tenemos que reinventar cada día para dar un mejor servicio a los ciudadanos». Para ello, considera que es fundamental mantener buenas relaciones con otras instituciones con el objetivo de ahorrarles a los usuarios trámites burocráticos y darles una respuesta más inmediata y satisfactoria. «Los profesionales de diferentes ámbitos sanitarios deben sentarse y negociar la mejora de la atención». Añadió que el papel del hospital debe ir más allá de prestar atención sanitaria».

Urda se refirió a la importancia de la investigación en el ámbito hospitalario. Así, puntualizó que el salto de calidad dado por el Clínico en los dos últimos años gracias a la investigación ha sido muy grande. Un hecho que se ha conseguido merced al trabajo de los profesionales, indicó.