Continúa sin éxito la búsqueda del montañero desaparecido en la Sierra de Mijas

Más de 120 personas, incluyendo voluntarios y técnicos, participaron ayer en las labores de rastreo, desarrolladas entre Ojén y Churriana

JESÚS HINOJOSAMÁLAGA.

La búsqueda del joven montañero de 32 años que esta pasada semana desapareció en la Sierra de Mijas continuó ayer, aunque sin éxito, en una segunda jornada en la que prácticamente se duplicaron el número de efectivos que recorren la zona para dar con Juan Antonio Gómez Alarcón. Como ya había hecho otras veces, este espeleólogo abandonó el martes su casa de Mijas para adentrarse en la sierra que tan bien conoce y que incluso le llevó en 2007 a publicar un libro a modo de guía para los senderistas.

Sus familiares están convencidos de que ha tenido que sufrir algún tipo de accidente que lo tiene retenido en algún lugar. «Es una persona muy experta que posiblemente se haya confiado más de la cuenta y esté en alguna cueva o recodo de la sierra herido», expuso Carmen, una de sus tres hermanos.

Según informaron desde el servicio de Emergencias 112, ayer se establecieron un total de 19 rutas de búsqueda desde Ojén hasta Churriana, en Málaga capital, en las que participaron unas 125 personas entre voluntarios y miembros de Protección Civil, de la Guardia Civil, de la Policía Local de los municipios limítrofes con la Sierra de Mijas y guardias forestales de la zona. Asimismo, intervinieron una docena de efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos pertenecientes al sector Centro-Guadalhorce, que lo hicieron de manera voluntaria, y otros tantos miembros del equipo terrestre del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA). Entre los medios materiales, se contó con un helicóptero perteneciente a la Guardia Civil.

Sin embargo, no se empleó para la búsqueda un helicóptero del GREA. «Por ahora no está previsto que se utilice», informaron desde Emergencias 112. Carmen Gómez mostró su malestar por este hecho y aseguró que podría haber mejorado notablemente las labores de búsqueda el contar con un helicóptero más. «La Sierra de Mijas es muy grande, llega hasta Marbella, y es perfectamente factible que puedan actuar dos helicópteros si se reparten el trabajo», dijo.

Carmen no ocultó la desesperada situación por la que atraviesa su familia. Explicó que no denunciaron su desaparición hasta el pasado viernes porque cuando se marchó el martes les advirtió de que sería sólo por dos días. «Siempre volvía cuando había dicho. En algunas ocasiones se iba por tres días y a los dos estaba de vuelta porque había cumplido su objetivo», manifestó esta hermana, al tiempo que apuntó que no ha sido la primera vez que se adentraba en la sierra sin el teléfono móvil.

La familia pide más medios

«Hasta el viernes no nos dimos cuenta de que se había dejado el móvil. Ha sido un imprudente, pero siempre cumplía con su palabra a la hora de regresar. Estamos desesperados, nos tienen que ayudar a buscarlo. Seguramente estará accidentado en alguna cueva, esa era su gran pasión, explorar e investigar nuevos caminos y lugares», expuso Carmen, quien pidió la mayor colaboración posible entre los agentes de los distintos cuerpos de seguridad y protección civil desplegados por la zona. «Creemos que no están coordinados lo suficiente y que pueden emplear más medios», insistió.

Por otro lado, la hermana del desaparecido aseguró que, pese a que recientemente no había superado unas oposiciones para profesor, Juan Antonio no estaba deprimido. «Algo más bajo de ánimos sí, pero no deprimido. No debe darse una impresión de lo que no es. Tenía planes de marcharse al extranjero si no aprobaba. Tenía un 'plan b'», recalcó, si bien señaló que estaba un poco más bajo en cuanto a forma física tras nueve meses dedicado al estudio de las oposiciones, lo que podría haber hecho que se accidentara.

Las labores de búsqueda de Juan Antonio se retomarán hoy, a las nueve de la mañana, desde el cuartel de las Osunillas, en Mijas.