Un paseo por las estrellas

El Teleférico de Benalmádena se transforma en verano en un gran planetario al aire libre

BEATRIZ HERRERA
Las sesiones de astronomía se celebran todos los lunes, miércoles y viernes de julio y agosto. ::                             SUR/
Las sesiones de astronomía se celebran todos los lunes, miércoles y viernes de julio y agosto. :: SUR

Más de cuatro siglos después de que Galileo Galilei comenzara a observar el universo a través de un telescopio, el Teleférico de Benalmádena propone conocer de cerca la Luna, las estrellas, las galaxias y las constelaciones con la nueva temporada de su programa estival de astronomía. Esta novedosa actividad se desarrolla en la cima del monte Calamorro y está dirigida por expertos del Aula del Cielo, con la colaboración de la Sociedad Malagueña de Astronomía.

Las sesiones de planetario se celebran todos los lunes, miércoles y viernes de los meses de julio y agosto, en horario de 22.00 a 23.30 horas, y cada de ellas cuenta con un programa variable dependiendo de las características de la noche. Con la ayuda de complejos telescopios, proyectores y pantallas, los especialistas muestran a los participantes las claves para descubrir los secretos que esconde la oscuridad de la noche y adentrarse en el cielo profundo.

Junto a la observación de los astros, el Teleférico de Benalmádena posee una completa programación compuesta por divertidas actividades para visitantes de todas las edades. Así, se puede practicar senderismo por caminos señalizados que conducen a diferentes miradores, perfectos para tomar fotografías sorprendentes o presenciar exhibiciones de aves rapaces y entrenamientos de cetrería, entre otros.

El monte Calamorro es un enclave natural de extraordinaria belleza situado a casi 800 metros sobre el nivel del mar. El recorrido entre Benalmádena Costa y su cima se realiza en cómodas y modernas telecabinas, cada una con capacidad para cuatro personas. El viaje, de unos 15 minutos de duración y tres kilómetros de trayecto, permite disfrutar de unas vistas inigualables de todo el litoral malagueño.

Vistas de la costa africana

Además, desde el punto más alto del monte se pueden divisar paisajes excepcionales de la Costa del Sol, Sierra Nevada e incluso, en los días de mayor claridad, Gibraltar y la costa africana.

La ladera del cerro contiene una amplia representación de la riqueza botánica de esta zona típicamente mediterránea con especies como la zahareña, jara, tomillo, lirio, mastranto, cantueso o mejorana.

Otro de los principales atractivos del ascenso al monte Calamorro es el 'Observatorio de las rapaces', un novedoso recorrido dotado de paneles informativos y especialmente diseñado para divisar especies realizando vuelos libres o entrenamientos de cetrería. Los visitantes también pueden presenciar sorprendentes exhibiciones con aves rapaces como halcones, águilas, búhos y buitres. Por último, en la cima hay una cafetería con terraza desde donde seguir disfrutando de unas vistas privilegiadas.