Villanueva se moviliza en defensa de su alcalde

Unos 300 vecinos se congregan a las puertas del Ayuntamiento para pedir la libertad de Silva. Los manifestantes creen en la inocencia de su regidor y afirman que el municipio ha cambiado con su llegada a la Alcaldía

CARMEN MARTÍNVVA. DE LA CONCEPCIÓN.
Vecinos de todas las edades mostraban fotografías de Ernesto Silva acompañadas de palabras como 'dignidad', 'lealtad' y 'honestidad'. ::                             ANTONIO SALAS/
Vecinos de todas las edades mostraban fotografías de Ernesto Silva acompañadas de palabras como 'dignidad', 'lealtad' y 'honestidad'. :: ANTONIO SALAS

El rostro de Ernesto Silva acompañado de palabras como 'dignidad' y 'honestidad' era la imagen más repetida ayer en Villanueva de la Concepción, donde residen 3.400 vecinos. Cientos de ellos la portaban en su pecho o en carteles de mano para reivindicar la puesta en libertad de su alcalde, detenido el pasado viernes por su presunta implicación en una trama relacionada con el urbanismo en la que se investiga si aprobó una asignatura de la Licenciatura de Derecho a cambio, supuestamente, de desbloquear un asunto urbanístico.

En las fachadas del Ayuntamiento grandes pancartas con lemas como 'Todos somos Ernesto', 'Honestidad+legalidad=¿detención?' o 'Justicia ya' dejaban claro el sentir de los aproximadamente 300 vecinos que habían acudido a la concentración convocada en defensa del alcalde por su equipo de gobierno, perteneciente a Foro Andaluz. «Si hay alguien que se merece que dé la cara por él es Ernesto», afirmaba ayer su cuñada Teresa Cruz Benítez. Su novia, precisamente, «se ha quedado muchas noches encerrada en la casa y no salía porque Ernesto estaba estudiando», confesó la madre de ambas.

Su cuñada afirma además que la asignatura que le impartió el profesor detenido la aprobó antes de ser alcalde, como también asegura su amigo Juan Vallejo. «Creo que todo lo que ha hecho está dentro de la legalidad», añadía el villanovense. «Ha cambiado mucho el pueblo», afirmaba Antonio Ruiz, uno de los muchos vecinos que se acercaron a las puertas del Consistorio en apoyo a Silva y en señal de protesta. Y es que todos los presentes veían mal que esté «detenido e incomunicado sin que se pruebe que ha hecho algo», como afirmaba María Luisa González. «Me extraña esto. Desde que llegó al Ayuntamiento lo lleva todo a rajatabla, ha metido mano dura», agregó.

A pleno sol

Los vecinos aguantaron a pleno sol un acto reivindicativo que duró más de media hora en el que el vicepresidente primero de la comisión gestora que rige el municipio desde hace apenas cuatro meses, Francisco Mérida, y el hermano de Silva y también vocal de la comisión, Juan Manuel, intervinieron alternativamente en un discurso improvisado que levantó aplausos, gritos de apoyo y arrancó lágrimas. El desconocimiento oficial de las investigaciones y la incomunicación de Silva, que ni siquiera ha podido hablar con su abogado, fueron los temas con los que empezó la emotiva intervención. «Se le está tratando como a un delincuente», dijo su hermano, seguro de que Ernesto iba a recibir la energía que le estaba mandando su pueblo. Juan Manuel Silva apuntó la posibilidad de que la detención de Silva fuese calculada para producirse un «viernes a última hora de la tarde» y con los Juzgados cerrados el fin de semana y recordó que otros alcaldes «con imputaciones firmes» han ido a declarar tranquilamente con sus abogados y no han sido detenidos.

El micrófono se cedió luego a los vecinos para que pudieran intervenir en un acto que se cerró con la lectura de una carta dirigida al alcalde y una nueva convocatoria: hoy harán mucho ruido con cacerolas y pitos junto a la comandancia en la que está detenido para que Ernesto sepa que su pueblo está con él.