Las redes sociales se citan en el macrobotellón

Unos cuatro mil jóvenes asisten a la celebración de la fiesta de la primavera, que se convocó en Tuenti y Facebook

J. CANO MÁLAGA.
Los jóvenes se dieron cita en los aparcamientos del campus de Teatinos. :: PEPE ORTEGA/
Los jóvenes se dieron cita en los aparcamientos del campus de Teatinos. :: PEPE ORTEGA

«Viernes, 9 de abril, concentración en el auditorio. Desde las 12 de la mañana hasta que el cuerpo aguante». En las últimas semanas, decenas de eventos como éste han circulado por las redes sociales para convocar un macrobotellón con motivo de la fiesta de la primavera, que cada año congrega a miles de universitarios malagueños. Unos cuatro mil jóvenes acudieron ayer a la cita, pese a que hubo cambio de planes y la multitudinaria reunión se trasladó sobre la marcha al campus de Teatinos.

La convocatoria se hizo a través de redes sociales como Tuenti o Facebook y, en menor medida, por mensajes a móviles. En Málaga, el lugar de reunión fue el mismo del año pasado: el auditorio municipal. El problema es que el mensaje no sólo cundió entre los jóvenes. También entre la Policía Local, que preparó un dispositivo para evitar que los universitarios se instalaran en los alrededores del auditorio. Se reforzó el turno de tarde con agentes que iban a trabajar por la mañana y se envió hasta a la caballería.

La presencia policial, con medio centenar de agentes repartidos por la zona, disuadió a los grupos de jóvenes que empezaron a llegar a partir del mediodía al auditorio. La fiesta de la primavera se vio abocada a una mudanza obligada al campus de Teatinos, donde finalmente sí pudo celebrarse el 'macrobotellón.es' convocado por Internet.

A falta de una cifra oficial, fuentes policiales consultadas por este periódico estimaron que la fiesta congregó a unos cuatro mil jóvenes, que se repartieron por los aparcamientos de las facultades de Psicología, Ciencias de la Comunicación y Turismo, Ciencias, así como en los de los aularios Gerald Brenan y Severo Ochoa. La asistencia, no obstante, fue sensiblemente inferior a la del año pasado, ya que muchos universitarios desistieron de asistir ante las mensajes que circularon por las redes sociales de que la policía iba a impedir que se celebrara el evento.

A medida que avanzó la tarde se fueron multiplicando los incidentes. El servicio de emergencias sanitarias 061 se vio «colapsado» por el volumen de avisos por intoxicaciones y comas etílicos, aunque ninguno de gravedad, ya que no hubo traslados hospitalarios. A última hora, se produjo un atropello de un vehículo que intentaba salir de los aparcamientos, en el que, al parecer, una joven resultó herida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos