Saxofonista de matrícula

La malagueña Elisa Urrestarazu logra la beca de 30.000 euros de la Fundación Musical de Málaga al mejor expediente académico

R. SOTORRÍOMÁLAGA.
Elisa Urrestarazu. ::
                             SUR/
Elisa Urrestarazu. :: SUR

La pianista Laura Lara es profesora del conservatorio tras una estancia en Amsterdam. Alberto Martín ultima su segundo año de formación en piano en Budapest. Y la violinista Alicia Ruiz se marchará en breve a Colonia para perfeccionar la técnica. Una lista de jóvenes promesas malagueñas de la música a la que se suma ahora un nuevo nombre: la saxofonista Elisa Urrestarazu. Con una nota media de 8,91, ha sido la merecedora del IV Premio Fundación Musical de Málaga 2010 al mejor expediente académico del Conservatorio Superior de Música.

El galardón les abre las puertas de centros de prestigio en el extranjero. Su dotación, 30.000 euros para dos años de formación, sólo es comparable al Premio Nacional de Música. Elisa, de 22 años, ya sabe en qué los empleará: «Voy a hacer un postgrado en Burdeos. Todos los saxofonistas importantes han pasado por allí», señala la joven. Una experiencia que, admite, no podría permitirse sin este empujón económico.

Su historia con la música comenzó por casualidad. «Mi hermano tocaba el clarinete en la banda de la Esperanza, y yo quería acompañarle». No había plazas para ese instrumento de viento en el conservatorio elemental... «así que opté por el saxofón». Catorce años después, sigue dedicando cuatro horas al día, incluido fines de semana, a ensayar. «Nunca se termina de aprender».

Hoy, el recital

Toca música clásica, «nada de jazz» -matiza-, pero el saxofón «no aparece en muchas plantillas orquestales». «Hay un gran desconocimiento sobre este instrumento», lamenta. Hoy demostrará su maestría con él en el recital que, con motivo del premio, ofrecerá a las 19.00 horas en la Sala Falla del Conservatorio Superior de Música (plaza Maestro Artola). La entrada es libre.

Fotos

Vídeos