Los parados trabajan en domingo

Un millar de desempleados se manifiestan por barriadas de Carretera de Cádiz en contra del paro y a favor de una huelga general

ANTONIO ROCHE ALROCHE@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Un momento de la manifestación por las calles de Dos Hermanas. Luego recorrerían las barriadas Nuevo San Andrés y La Luz. ::                             CARLOS MORET/
Un momento de la manifestación por las calles de Dos Hermanas. Luego recorrerían las barriadas Nuevo San Andrés y La Luz. :: CARLOS MORET

Rompieron el domingo con la monotonía diaria de la semana de levantarse tarde e irse a la esquina de la barriada a compartir su amargura con otros amigos o vecinos en la misma situación mientras queman cigarrillos como los que van quemando etapas de su vida. Los parados del Distrito de Carretera de Cádiz se echaron ayer a la calle para expresar su malestar. Viven una situación límite. «¿Qué familia puede vivir con 420 euros al mes?», se preguntaba el portavoz de la Coordinadora de Parados, Pedro Sánchez, que agrupa a seis asambleas de desempleados de la provincia. Sánchez, que es comercial de profesión, tiene hoy lunes una entrevista de trabajo y espera solucionar su situación personal.

La cita fue a las once y media de la mañana junto al mercado de Dos Hermanas. La marcha salió con cientos de manifestantes y alcanzó el millar conforme fue recorriendo las distintas barriadas del distrito. Se sumaron varios colectivos y el sindicato CGT -no lo hizo UGT ni CC. OO.-. También participó Izquierda Unida, con sus coordinadores provincial y local a la cabeza de su pancarta, José Antonio Castro y Eduardo Zorrilla, respectivamente. IU se situó en mitad de la marcha, detrás de la organización sindical anarquista, con una pancarta en la que se leía: 'Por el empleo hay una salida por la izquierda'.

De chaqueta y corbata

Entre los manifestantes se encontraba el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Málaga, Pedro Moreno Brenes, vestido de traje y corbata. «Es que voy después al teatro Cervantes -se excusó- al pregón de hermanamiento de las archicofradías de la Esperanza y de la Expiración», que pronunció Antonio Garrido Moraga, cofrade, profesor y parlamentario andaluz del PP. Moreno Brenes, que ayer cumplía 46 años, pospuso la celebración de su cumpleaños al mediodía para poder solidarizarse con los parados malagueños.

Los desempleados salieron de Dos Hermanas y recorrieron las calles de Nuevo San Andrés, una de las zonas más castigadas por el paro. Según algunos colectivos, el 85% de sus vecinos están sin trabajo. La marcha pasó por la avenida de Europa e interrumpió un tráfico escaso que discurría por la vía. Tampoco había ningún agente de la Policía Local para desviar la circulación. Un coche patrulla pasó de largo por el carril contrario.

Algunas personas se asomaban a las ventanas u observaban la manifestación a pie de calle. «¡Los de la acera, a la carretera!», les pedían a voz en grito los manifestantes. En la protesta se vio también al ex edil izquierdista del PCPE en el Ayuntamiento de Málaga, José Subire.

Trabajadores extranjeros

«¡La misma clase obrera, andaluza o extranjera!», se coreó en otro momento. «Nosotros no estamos en contra de que vengan a trabajar personas de otros países, pero sí que lo hagan bajo los convenios colectivos que hay aprobados en España, porque son más beneficiosos para ellos», comentó el portavoz de la Coordinadora de Parados. En este sentido, dijo que iban a pedir a la Unión Europea que se cambie la normativa para que los trabajadores extranjeros se acojan a los convenios españoles. «Se da una situación poco competitiva y nosotros nos vemos en la calle», criticó Pedro Sánchez.

El secretario provincial de CGT, Miguel Montenegro, anunció que los próximos martes y miércoles habrá una concentración de parados ante una cumbre de ministros de Política Territorial de la Unión Europea que va a tener lugar en Málaga, concretamente en el auditorio del Museo Picasso y en el Palacio de Ferias y Congresos. Montenegro defendió una sociedad basada en la libertad, la justicia, la igualdad y la autogestión.

La manifestación, tras salir de Nuevo San Andrés, se encaminó hacia la barriada La Luz, donde esperaba un mitin-fiesta y una paella sin mariscos, porque no está la cosa para gastos extraordinarios. «Zapatero está con los banqueros y no con los obreros», continuaban gritando.

«Las ayudas llegan a los bancos y a las grandes empresas, pero no a los que sufren la situación»

«El Gobierno tendrá que llegar a un acuerdo con los bancos para suspender el pago de hipotecas a las familias que estén en el paro»

«Vemos la necesidad de movilizarnos contra el paro y la reforma laboral, y a favor de la huelga general»