Talento matemático con acento malagueño

Talento matemático con acento malagueño

Estudiante de la UMA, la Universidad de Ontario quiere incluirla en un grupo de investigación tras su paso como Erasmus

SANDRA MIRAS

El Erasmus, o cualquier beca que permite estudiar fuera de la universidad, siempre cambia la vida de quienes han accedido a vivir esa experiencia. Sin embargo, Isabel Molina nunca imaginó que su vivencia sería tan extraordinaria. Ella decidió estudiar matemáticas tras concluir sus estudios de bachillerato, dejando de lado su idea de estudiar Ade y Derecho, puesto que «vi que me gustaban más», indicó la estudiante de matemáticas de la Universidad de Málaga (UMA).

Esta malagueña de 23 años participó en la Conferencia Internacional de Matemáticas Industrial y Aplicada de Valencia(ICIAR). Este congreso tuvo lugar del 15 al 19 de julio, donde se reunieron 4.000 ponentes, entre los que se encontraba la joven. Era la única estudiante, puesto que todos los allí reunidos habían finalizado sus estudios, eran profesores o estaban realizando el doctorado. «Estaba un poco nerviosa, nunca he ido a un congreso y encima en inglés», comentó Molina sobre su ponencia.

Su experiencia en Helsinki, donde realizó el Erasmus, le enseñó otra forma de estudiar las matemáticas. El sistema educativo es distinto y, aunque también hay teoría, «son cosas más aplicadas, más prácticas», argumentó la estudiante. Sin embargo, la revolución en su vida llegaría gracias a la beca de Convocatoria Única, la cual la llevó hasta la Universidad de Ontario en Canadá.

La tesis que realizó en la facultad canadiense está relacionada con el procesamiento de las imágenes, especialmente las clínicas. Esta estudiante investigó sobre el tratamiento de las imágenes. A raíz de una imagen borrosa, con poca calidad o deteriorada, ella quiere «hallar la imagen con una mejor calidad, lo que sería la imagen ideal», explicó la estudiante.

Pero esta investigación no es lo único extraordinario que le ha ocurrido a esta malagueña en Canadá. Escribió una serie de artículos relacionados con su investigación, los cuales fueron enviados a distintas conferencias. Estos trabajos fueron aceptados en dos congresos. Uno de ellos, el que ha tenido lugar recientemente en Valencia, y otro que se celebrará próximamente en Waterloo. Allí su profesor de Canadá, Mehran Ebrahime, realizará la exposición.

El docente observó el pensamiento matemático teórico que ella tenía a la hora de demostrar las cosas o proceder. Por eso, le ofreció formar parte de su grupo de investigación. Pese a que su estancia iba a ser de 8 meses, la joven rechazó la oferta: «Le dije que no, porque veía que me quedaba grande». No obstante, la estudiante, animada por el profesor, inició su trabajo de fin de grado en la Universidad de Ontario. Y, sin darse cuenta, se había metido de lleno en la investigación que estaba llevando a cabo su profesor.

Surgió así 'An Efficient Algorithm for Computing the Derivative of Mean Structural Similarity Index Measure', el estudio que presentó el pasado 17 de julio en el ICIAR. Este artículo, además, será publicado en el libro 'Lecture Notes in Computer Science'.

A Isabel Molina le queda un año y medio, como mucho, para finalizar su grado en la universidad malagueña. A pesar de tener una tesis finalizada, no puede presentarla como trabajo fin de grado (TFG), puesto que ha sido publicada por otra universidad. Y, aunque lo haya realizado ella, le contaría como plagio. «Es más un problema administrativo», aseguró Molina.

Este hecho no ha supuesto un problema, ya que tiene sobre la mesa dos opciones. Por un lado, la opción de realizar un TFG en empresas, y por otro, seguir con su investigación en colaboración con la Facultad de Telecomunicaciones de la UMA. Además, ha dejado una puerta abierta en Canadá para volver a colaborar cuando finalice sus estudios.