La selectividad moviliza en Málaga a casi 400 profesores de Secundaria y de la Universidad

Imagen de un examen del año pasado. /Francis SilvaGráfico
Imagen de un examen del año pasado. / Francis Silva

Los exámenes que desde el martes realizan 7.399 estudiantes malagueños ponen fin a un largo proceso de preparación que comenzó en septiembre del año pasado

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Cuando a las 9 de la mañana de este martes los estudiantes reciban el primer examen de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad –el de Lengua y Literatura– tendrán sobre su mesa el resultado de muchas horas de trabajo de un extenso equipo de personas, que desde hace meses preparan la temida selectividad. En Málaga, la PEvAU moviliza a cerca de 400 profesores de Secundaria y de la Universidad de Málaga, que trabajan desde hace meses en la preparación de los exámenes y que cuando terminen las pruebas este jueves tienen apenas una semana para corregir los exámenes.

Desde septiembre del año pasado se viene trabajando en la preparación de los exámenes que este martes realizarán 7.399 estudiantes malagueños (765 se presentan solo a la fase de admisión –lo que antes se conocía como fase específica–, con el fin de subir nota). Cada año, una universidad andaluza se hace responsable de la coordinación y preparación de estas pruebas. Este año ha correspondido a la de Córdoba.

El primer paso es el trabajo de las denominadas ponencias, las comisiones formadas por profesores de instituto y de universidad encargadas de la preparación de los exámenes. Hay una ponencia por asignatura y dos profesores por cada una de las nueve universidades andaluzas, por tanto, 18 personas por las 30 materias objeto de examen. Han preparado seis modelos de exámenes diferentes, y el pasado día 13 de abril se realizó el sorteo de los que tendrán que hacer los alumnos en esta convocatoria de junio y en la de septiembre, así como los modelos que se dejan en reserva, por si ocurre algún incidente y fuera necesario cambiar de examen. Además de los exámenes, las ponencias fijan los criterios de corrección.

Un millón de folios

Sorteados los exámenes, comienza el proceso de impresión de los mismos. Ana Luján Jiménez, coordinadora general de las Pruebas de Acceso en la Universidad de Córdoba, explica que en su caso no se ha recurrido a una imprenta externa, como han hecho otras universidades andaluzas en anteriores ocasiones, sino que ha sido en las propias instalaciones de la UCO y por personal propio. «Para garantizar la confidencialidad hemos habilitado unas instalaciones con todas las medidas de seguridad. Un reducido equipo formado solo por miembros de la UCO ha trabajado en la impresión de los exámenes, a lo largo de casi dos semanas, en jornadas de unas 10 horas al día», ha explicado.

Además de los exámenes que se realizan en las nueve universidades andaluzas, también se preparan los del territorio MECD, es decir, Ceuta, Melilla y norte de Marruecos, que coordina la Universidad de Granada. De esta manera, la Universidad de Córdoba ha impreso 347.995 ejercicios (337.810 para Andalucía y 10.185 para territorio MECD) para esta convocatoria de junio. Esta cifra se refiere a 'exámenes', que en unos casos pueden ser folios por las dos caras, algunos puede que grapados porque son más de dos folios, otros son a color, y los hay también en formato A3, los de dibujo técnico, por lo que «sin duda supera ampliamente el millón de copias entre junio y septiembre», aclara Ana Luján. Los exámenes se han distribuido en 11.774 sobres con 100, 50, 25 y 10 exámenes en su interior. Estos sobres, lacrados, se guardaron en un total de 167 cajas con dimensiones 26x37x55 cm (en el caso de esta convocatoria de junio). Para septiembre se han dejado preparados 93.595 exámenes. También se han editado los CD necesarios para los exámenes de Análisis Musical y para Historia de la Música y la Danza, 322 en total (Andalucía más territorio MECD).

Cámaras de seguridad

Las cajas con los exámenes han permanecido custodiadas en una cámara de seguridad de la Universidad de Córdoba hasta que este martes fueron recogidas por los responsables de cada universidad. A Málaga llegaron 17 cajas, que desde entonces se encuentran en una sala especial de la UMA, sin ventanas y con solo dos llaves de acceso. Los presidentes de cada uno de los tribunales recogerán sus sobres de examen a última hora de la mañana de este lunes y los llevarán a las sedes de las pruebas, donde quedarán igualmente custodiados bajo llave.

Terminada la prueba, comienza la tarea de corregir esta ingente cantidad de exámenes. Son 346 los vocales correctores, incluidos los ponentes, que también pueden corregir. Hay un máximo, 200 exámenes por persona. Las notas se publicarán el jueves, día 21, no antes del mediodía. Publicadas las notas, los alumnos tienen 3 días para solicitar la revisión, que realiza un profesor distinto. Pero deben tener en cuenta que la nota puede bajarles. Si la diferencia supera los dos puntos, hay una segunda corrección, y la nota final será la media de todas las calificaciones. Y entre el día 22 y el 5 de julio los alumnos pueden realizar la preinscripción en Distrito Único Andaluz.

Beatriz Lacomba, directora del Secretariado para el Acceso y la Admisión de Estudiantes de la UMA, lanza un mensaje de tranquilidad a los estudiantes: más del 90 por ciento aprueban. Y valora de manera muy especial el trabajo realizado desde el Servicio de Acceso de la UMA dirigido por Inmaculada Crespillo.

 

Fotos

Vídeos