Paridad en los mejores expedientes

Los diez estudiantes con mejor nota de selectividad, con las autoridades universitarias./FÉLIX PALACIOS
Los diez estudiantes con mejor nota de selectividad, con las autoridades universitarias. / FÉLIX PALACIOS

Cinco chicos y cinco chicas, mitad de institutos públicos y mitad de centros privados, premiados por sus notas de acceso a la Universidad de Málaga

FRANCISCO GUTIÉRREZ

La foto de familia de las mejoras notas de acceso a la Universidad de Málaga ha estado mucho más equilibrado que en años anteriores. Una paridad que se ha dato tanto en cuanto al género de los premiados, como al equilibrio entre centros públicos y privados en los que estudiaron el Bachillerato. Incluso entre carreras: cinco están estudiando Medicina.

Uno de los actos más emotivos del curso es precisamente el que se desarrolló ayer en el Rectorado, la entrega de distinción y premio (una tableta) a los alumnos con mejor notad de selectividad. Es un acto al que el rector ha acudido en los últimos año, pero ayer faltó por una reunión urgente de los rectores andaluces con el consejero. En su lugar, el vicerrector de Estudiantes, José Francisco Murillo, dijo a los jóvenes que estos premios son «el justo reconocimiento» a su esfuerzo, y que son ellos, los estudiantes, quienes dan todo sentido al trabajo en la universidad. Murillo Mas discrepó además de los que «desde el desconocimiento» aseguran que los jóvenes de hoy día están peor preparados. «Año tras año comprobamos cómo los estudiantes llegan con mucho mejor nivel, estamos ante los jóvenes más preparados y más comprometidos con los problemas de su tiempo», afirmó el vicerrector de Estudiantes.

Los premiados

Marta Hernández Arjona. Medicina
13,935. Estudió en el IES Torre Atalaya
María Campos Rodríguez
Medicina. 13,88. Los Olivos
Ignacio Serrano Aguilar
Medicina. 13,845. IES Mediterráneo
Alicia Fernández Montenegro
Historia. 13,77. Colegio San José
Paloma Espínola Real
Medicina. 13,765. Colegio Cerrado de Calderón
Bárbara Ruiz Merino
Traducción e Interpretación. 13,75. IES Fuente Luna. Pizarra
José Ángel Mercado Hornos. Bioquímica
13,73. IES Torre Atalaya
Álvaro López Codina
Bioquímica. 13,725. IES Martín Aldehuela
José Antonio Ortiz Serrano
Medicina. 13,71. Colegio La Salle de Antequera
Vicente Aneri Carranco
Ingeniería de la Salud. 13,725. Colegio La Asunción

Entre las diez mejores notas de acceso a la UMA hay cinco chicas y cinco chicos. Se rompe así una tendencia de los últimos años, en los que ellas eran mayoría (el curso pasado, solo un chico entre los diez premiados, por ejemplo). Cinco estudiaron en institutos públicos y otros cinco en colegios privados. Y la mitad de ellos están estudiando Medicina. Es el caso de Marta Hernández, la joven con mejor nota un 13,935, la más alta desde que la selectividad puntúa sobre 14. Se muestra encantada con la carrera, los profesores y los compañeros. «Estoy disfrutando», aseguró la joven. Una opinión en la que coincide María Campos, que ha encontrado «lo que esperaba, lo que realmente me gusta», aunque también mucho trabajo y estudio. «Le hace justicia la fama que tiene de carrera dura», apuntó Ignacio Serrano, quien, por otro lado, afirmó que «la escogería una y mil veces».

Alicia Fernández se aparta de esta tónica general y ha escogido Historia. En el primer cuatrimestre, todo matrículas. «Es mi vocación, no hubiera podido estudiar otra carrera», señaló la joven, que valora de la universidad que «tienes libertad para estudiar, para ampliar los conocimientos y trabajar por tu cuenta». Paloma Espínola escogió Medicina a última hora, pues no lo tenía muy claro. Pero ahora está muy satisfecha de su decisión «es dura, pero me está gustando mucho», afirmó. Bárbara Ruiz, que estudia Traducción e Interpretación, quiere aprovechar todas las oportunidades que le brinda la UMA, desde cursos de idiomas a las becas, como la de inmersión lingüística que ayer se entregó a ella y a otros 60 estudiantes. José Ángel Mercado hace natación en la UMA y valora la «libertad para organizarte», mientras que Álvaro López, que también estudia Bioquímica, señaló que está creciendo «a nivel personal». José Antonio Ortiz tiene claro que se quiere dedicar a la investigación, y por esto escogió Medicina. Y Vicente Aneri, que estudia Ingeniería de la Salud, valora el «buen ambiente y compañerismo» que ha encontrado en la Escuela de Informática.