¿Por qué las niñas se interesan menos por la ciencia?

¿Por qué las niñas se interesan menos por la ciencia?
FÉLIX PALACIOS

La Facultad de Derecho acoge unas jornadas con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el objetivo de fijar referentes que animen a las chicas a decantarse por estas disciplinas

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

El estudio científico lo publicaba hace justo un año la revista 'Science' y en él se recogían las conclusiones de tres universidades americanas (entre ellas la de Princeton) que dibujaban de forma bastante certera cuál es el problema de base de las niñas y las ciencias, o lo que es lo mismo, dónde está el origen de ese desinterés femenino hacia estas disciplinas. Y los resultados eran (y siguen siendo) preocupantes: a partir de los seis años comienzan a asentarse las ideas preconcebidas que asocian una mayor brillantez intelectual al género masculino frente al femenino, con todo lo que eso implica. Entre otras cosas, que las aspiraciones profesionales de las mujeres se vean moldeadas, desde la más tierna infancia, por los estereotipos sociales de género.

Las conclusiones de este estudio han vuelto a la actualidad un año después con motivo de la celebración -hoy- del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que trata de derribar esos muros asociados al género y poner sobre la mesa referentes femeninos brillantes en el campo de las ciencias. «El problema es que cuando un chico piensa en un científico piensa en un hombre». La reflexión la planteaba esta mañana, aludiendo al estudio de 'Science', la doctora Antonia Gutiérrez, catedrática de Biología Celular de la UMA e investigadora principal del grupo NeuroAD, Iibima y Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned), cuya trayectoria y experiencia bien podrían convertirse en un ejemplo perfecto para las chicas que piensan en científicas. De hecho, la doctora Gutiérrez y su colega José Carlos Dávila, catedrático de Biología Celular de la UMA, son los impulsores del acto central con el que la Universidad de Málaga se ha querido sumar a las celebraciones del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

La suma de esfuerzo de ambos ha alumbrado la jornada 'Mujeres en neurociencia: sembrando futuro', que ha reunido a lo largo de toda la mañana en la Facultad de Derecho a esos referentes femeninos imprescindibles para la ciencia con estudiantes de ESO y Bachillerato que en breve tendrán que escoger carrera. En total, 120 alumnos -la mayoría, chicas- procedentes de los centros ES Santísima Trinidad (concertado), Las Chapas (privado) y el IES Arroyo de la Miel (público) que han tenido la oportunidad de conocer en directo cuáles son las líneas de investigación más pioneras en el ámbito de las neurociencias. Las demostraciones se han realizado a través de ocho talleres especializados en la materia, pero antes de esas demostraciones prácticas los jóvenes han asistido coloquios y charlas protagonizadas por esas mujeres científicas entre las que se encuentra la doctora Antonia Gutiérrez: «En Secundaria nos encontramos con una brecha de género enorme que ya empieza a ser evidente en Primaria. El hecho de que haya pocos referentes femeninos, unido a la presión social, hace que las chicas se decanten menos por la ciencia», observaba esta mañana la catedrática, tras avanzar otra realidad: «Una vez en la universidad, las chicas se decantan más por las ramas biosanitarias (Medicina, Fisioterapia o Enfermería), por ese rol que lleva asociado de la ayuda; en cambio, en las carreras técnicas como las ingenierías la proporción de chicos sobre chicas es abrumadora», sostiene.

En ese trabajo en varios frentes para que las niñas y adolescentes encuentren también su vocación en las carreras de ciencias, la doctora Gutiérrez forma parte de un proyecto llamado 'Quiero ser como tú' en el que mujeres-espejo van a los colegios de la provincia a impartir charlas a los estudiantes. Esta mañana, sin embargo, tocaba ir a la Universidad, el lugar donde muchos de los alumnos que han participado en la jornada aspiran a estar en un par de años. Entre ellas, Marta y Berta, ambas de 15 años y estudiantes de 4º de la ESO en Las Chapas (Marbella). Ambas quieren cursar la carrera de Medicina, y aunque aún es pronto para decantarse por una especialidad, estas compañeras de clase sí tienen «bastante claro desde hace tiempo» que lo suyo es la bata blanca. «Estas charlas son muy útiles», admitían mientras participaban en uno de los talleres en el hall de Derecho. Entre las opciones, áreas específicas de la neurociencia como 'El cerebro nos engaña', 'Una mirada microscópica al interior del cerebro' o 'Evaluando memoria y aprendizaje en ratones de laboratorio'.

Ese conocer en directo cómo se trabaja en el campo de las neurociencias ha tenido su parte teórica al comienzo de la jornada, con un coloquio sobre 'Mujer y Ciencia: rompiendo barreras' y con un encuentro con tres jóvenes investigadoras, agrupadas en el programa bajo el 'gancho' de 'Influencers de la Vocación Científica'. Además, el capítulo 'Neurocientíficas de hoy' ha presentado los trabajos y trayectorias de tres profesionales de primer nivel: la propia doctora Gutiérrez, que ha abordado en su charla los avances y retos en la lucha contra el Alzheimer; la directora técnica de la Unidad de Terapia Celular del Hospital Regional Universitario de Málaga, doctora Laura Leyva, que ha abordado la terapia celular en enfermedades neurológicas, y la catedrática de Psicobiología e investigadora del Ibima, doctora María del Carmen Pedraza, cuya charla ha aportado muchas claves sobre los orígenes y el tratamiento de la depresión.

 

Fotos

Vídeos