Economistas de bandera

Algunos de los mejores estudiantes de la facultad, con las autoridades. /SUR
Algunos de los mejores estudiantes de la facultad, con las autoridades. / SUR

La facultad reconoce a los diez mejores alumnos de los cinco grados que imparte

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Terminaron sus estudios hace unos meses. Muchos ya están trabajando, y otros siguen su formación. Por segundo año la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UMA ha reconocido el esfuerzo de los diez mejores estudiantes de cada uno de sus grados y dobles grados, 50 alumnos en total. Fue ayer con un encuentro con responsables de entidades bancarias y como primera actividad de la recién inaugurada Aula de Liderazgo Empresarial.

Con un 9,6 terminó el grado de Económicas y este curso está haciendo el máster de Análisis Económico. Elena Lasso de la Vega quiere seguir estudiando, hacer el doctorado y dedicarse a la economía aplicada. Lo que más valora de sus estudios es que ha visto la economía desde distintos puntos de vista, lo que le ha permitido experimentar y conocer lo que más le gusta de la disciplina, que asegura tiene más teoría que otros grados, pero también una importante componente de aplicación práctica. Marina Marfil también ha estudiado el grado de Economía, y su nota media de expediente es de 8,5. Ha tenido beca de colaboración y le gustaría dedicarse a la investigación, por lo que toda la formación teórica de la carrera le será muy útil.

Agradecidos a sus profesores

Sergio Passalacqua, que ha estudiado el doble grado en ADE y Derecho y tiene una nota final de 9,06, no se plantea continuar con los estudios, ya que considera que en estos momentos es más importante la experiencia laboral, por lo que ya ha hecho entrevistas de trabajo y espera que alguna fructifique. Del doble grado que ha cursado valora sobre todo la complementariedad de ambas titulaciones y lo bien diseñado que está el doble grado. «Terminas mucho mejor preparado que si haces una sola de las carreras», señaló.

Responsables de entidades bancarias les animan a emprender, seguir formándose y colaborar en la creación de riqueza y empleo

El Aula de Liderazgo Empresarial cuenta con una línea de financiación de 300.000 euros

En el PTA, como analista CRM en Avanade, trabaja Eloy González Badía. Terminó el curso pasado Administración y Dirección de Empresas, con una nota media de 8,49. Ayer, en el acto de reconocimiento a los mejores alumnos de los distintos grados de la facultad, se mostró muy satisfecho y también agradecido: «He tenido la suerte de contar con muy buenos profesores que se han implicado bastante en nuestra formación», señaló. También está ya trabajando Lucía Navarro, graduada en ADE. Es natural de Coín, y en su pueblo ha encontrado trabajo, en una policlínica. Antes hizo las prácticas en una oficina bancaria. Su paso por la facultad «ha sido muy positivo, muy interesante, con muy buenos profesores, de los que aprendes mucho y con los que puedes contar». El paso de la facultad al trabajo real no ha sido muy traumático: «en general tenemos muchos más conocimientos teóricos, pero no me ha sido difícil adaptarme a la realidad del trabajo», afirmó.

En este segundo encuentro de graduados con empresas se invitó a entidades bancarias, en concreto Unicaja, Santander y Caixabank. Es este sector, recordó el decano, el que emplea a un mayor número de egresados. «El objetivo, además de reconocerlos, es dar visibilidad de nuestros mejores alumnos al tejido empresarial y financiero de Málaga», señaló Eugenio Luque. Tanto Aurora Martínez, del Santander, como José María López, de Unicaja, hablaron a los estudiantes sobre la necesidad de formación, sostenida y continua, para lograr la excelencia en su labor profesional. Juan Ignacio Zafra, director territorial de Caixabank y antiguo alumno, animó a los recién graduados a trabajar en la banca: «no estamos de moda, hay un desprestigio hacia la banca, pero somos un sector clave de la economía y necesitamos a personas que tengan un sentido social de la vida que trascienda al meramente económico» y les animó para que sean inquietos, tengan iniciativas y trabajen para «crear riqueza y empleo en la provincia». Daniel Pérez, presidente del Aula de Liderazgo Empresarial, animó a los nuevos titulados a que piensen, inventen y tomen iniciativas. Para apoyar sus proyectos, el Aula dispone de 300.000 euros para financiación bancaria.

 

Fotos

Vídeos